BERLÍN - ALSACIA FRANCESA - SELVA NEGRA

viernes, 28 de octubre de 2016

18 de octubre

BERLÍN 

Suena muy temprano el despertador, a las 4:30 empiezan las vacaciones de este año.

A las 5.00 salimos de casa y nos dirigimos hasta el aeropuerto de Loiu (Bilbao), tenemos alrededor de una hora de trayecto, el vuelo es a las 6:50, hay que facturar y tenemos que estar mínimo media hora antes. 

Al final llegamos bastante justos, ya que entre que llevamos el coche al parking larga duración, y nos trasladamos andando a la terminal, llegamos casi corriendo, pero bueno, dejamos las maletas y a volar...

Salimos sobre la hora prevista 6:50 y llegamos también puntuales al aeropuerto de Frankfurt, pero tenemos 45 minutos para coger el otro enlace, y entre salir del avión, coger el autobús que nos acerca a la terminal y demás, nos toca casi correr nuevamente...

Bueno, después de tanta carrera llegamos a Berlín antes de lo previsto, 10:45 estamos en el aeropuerto, nos viene a buscar un coche y nos traslada al hotel.

Nos hospedamos en el Hotel Parkinn, en Alexanderplace, pero como llegamos tan temprano no nos dejan todavía entrar en la habitación, eso sí, por el "módico precio" (cobran por todo) de 2€ cada maleta, te la guardan. Así que dejamos las maletas y a patear.

En primer lugar nos dirigimos a la Catedral de Berlín, 7€ la entrada, se puede acceder a la cúpula y a la cripta, a mí me gusto, yo creo que si merece la pena.


Luego nuestro siguiente objetivo es el famoso muro de Berlín, nos cuesta bastante encontrarlo, pero al final cogiendo el metro y haciendo un par de transbordos llegamos.

Tiene alrededor de 1,5 km y muchas de las pinturas que hay plasmadas por él, son realmente bonitas, se ve que ahora en cierto modo lo están protegiendo y han puesto vallas, ya que muchas de las obras que había, han sido pintadas y grafiteadas por encima sin ningún respeto.



Nos recorremos todo el muro y nos vamos poco a poco acercando al hotel, que todavía no hemos cogido la habitación.

Llegamos al hotel sobre las 17.00 y nos asignan una preciosa habitación en la planta 34. El hotel es enorme, pedimos la clave de wifi y nos dice que no es libre (ya lo sabia), pero lo que no me imaginaba es que nos iban a cobrar 9€ al día, pero no cuenta el día desde que lo empiezas a usar, sino que son días naturales como tal...vamos inaceptable y abusivo.


Después de instalarnos y descansar un rato, salimos y muy cerca del hotel nos comemos una salchicha típica de Berlín (currywurst), junto con una cerveza también típica,todo en un “chiringuito” portátil . Es una salchicha acompañada de una salsa tipo barbacoa con curry, está rica y es muy económica.


Luego decidimos acercarnos a Postdamer Platz, para tener controladas distancias y punto de encuentro para la excursión que queremos hacer al día siguiente.

Una vez controlada la zona volvemos a Alexanderplatz para cenar. Decidimos cenar en uno de los tantos restaurantes que hay en la zona, pedimos un plato típico berlinés, está compuesto por ensalada de patata (fría), salchicha currywurst, dos albóndigas, dos salchichas y patatas fritas. Es un plato para compartir entre los dos.

Después de cenar es hora de ir al hotel, el día ha sido muy largooooo

Hasta mañana!!

19 de octubre 

CAMPO DE CONCENTRACIÓN SACHSENHAUSEN

Nos levantamos a las 7 de la mañana, y salimos a desayunar, está lloviendo pero la temperatura es buena, a pesar de ser tan temprano, hay ya mucho movimiento en la ciudad, se ve que es una ciudad que se despierta muy temprano.

Luego volvemos al hotel, nos preparamos y nos dirigimos a Postdamer Platz, hoy vamos a realizar la excursión guiada a el campo de concentración de sachsenhausen. La excursión empieza a las 10.00. Lo hacemos con https://www.viveberlintours.de/es, la ofrecen de manera gratuita, al final de la excursión se da la voluntad, lo que cada uno pueda o crea oportuno. Hay que estar media hora antes (9.30h) en el punto de encuentro que es en la entrada del Café Balzac que se encuentra en Potsdamer Platz n°10. Allí se encuentran identificados con el logo de Vive Berlin.

Necesitamos un billete de transporte ABC de día. Recomiendan llevar algo para picar, ya que la visita con traslados incluidos dura 6 horas, aunque también hay que decir que dentro del memorial se está alrededor de 3 horas como mucho, el resto del tiempo se va entre el traslado y las explicaciones.


Es una excursión que la recomiendo sin ninguna duda, a pesar de lo dura, escalofriante y espeluznante que es la historia, creo igual que ellos creen, que la historia no hay que olvidarla.

Volvemos sobre la hora prevista, el guía nos explica cómo llegar hasta el hotel de manera más directa, así que pasamos por el hotel, nos damos una ducha y vuelta a la calle.

Hay que tener en cuenta que anochece bastante pronto y también se cena pronto.

Hoy nos vamos a la zona del Barrio de Nikolai, lo tenemos prácticamente al lado del hotel, he leído en varios foros que es una bonita zona llena de callejuelas y restaurantes típicos. No nos defrauda la zona, además de bonita hay bastante oferta. 

Cenamos un par de platos típicos, codillo y cerdo asado, acompañado de verduras. Todo muy rico.

Salimos del restaurante y antes de irnos para la habitación paramos a tomar una cerveza en un bonito bar tipo “Chil out”, y ahora sí que ha llegado ya el momento de ir a descansar, que mañana es el último día en Berlín y tenemos día intenso.

20 de octubre 

BERLÍN  - REFUGIO SUBTERRÁNEO

Hoy nos levantamos sobre las 8 de la mañana, y al igual que ayer salimos a desayunar...en los alrededores del hotel tenemos muchísima oferta, así que no le damos muchas vueltas. No acertamos mucho con el sitio, ya que pedimos un par de bocadillos (es lo que ofertan casi todos), y nos los sirven fríos.

Una vez que hemos desayunado, volvemos al hotel, nos preparamos y nos ponemos en marcha, nuestro primer destino es Gendarmenmarkt, una bonita y curiosa plaza con dos iglesias gemelas, separadas por un teatro. Según he leído en Navidad se pone un gran y bonito mercado de productos artesanos (habrá que hacer escapada en otra ocasión).

Desde allí nos vamos a ver la Beberplatz, memorial a los libros quemados, se trata de una ventana en el suelo, en la que se ve unas estanterías blancas y vacías, están diseñadas con el sitio que ocuparían los 20.000 libros que se quemaron.


Seguimos nuestro recorrido y nos dirigimos a  la famosa Brademburgo Tor (Puerta de Brademburgo), lo cierto es que impresiona, es muy bonita y tiene un significado muy especial para los Berlineses.


Dejamos la puerta atrás y nos dirigimos al Monumento del Holocausto, desde fuera, según llegas no dice mucho, pero cuando te adentras entre las columnas, te transmite todo lo que su autor se propuso...soledad, confusión, perdida, etc...es impresionante.


Aunque parezca increíble el búnker de hitler se encuentra a apenas unos metros, pero no se conserva nada de él, hoy en día lo único que hay es un parking de coche, que según se comenta es el parking más fotografiado de Berlin.

Nos vamos a Checkpoint Charlie (cruce fronterizo), fue el paso más conocido entre Este y Oeste. En octubre de 1961 se emplazaron aquí frente a frente los tanques americanos y soviéticos, cuando los Estados Unidos defendieron los derechos fundamentales del status berlinés. En esta zona mucha gente perdió la vida intentando pasar al otro lado de manera clandestina. 


Ya son las 12:30 y como queremos hacer un tour que empieza a las 14:30 por un búnker - refugio, decidimos coger el metro para acercarnos a la zona y coger las entradas, después de confundirnos de parada y dar un par de vueltas de más por el metro, llegamos a nuestro destino, que es:
Berliner Unterwelten e.V.
Brunnenstraße 105
13355 Berlin

Ya no tenemos mucho tiempo, así que picamos algo y nos vamos al punto de encuentro.

Decidimos hacer el Tour 1 – Mundos en tinieblas (explicación del tour)

El lado desconocido de la guerra desde la perspectiva civil

Cientos de personas transitan diariamente frente a una puerta verde al interior de la estación de metro Gesundbrunnen sin siquiera imaginar que, tras ésta, se ocultan extensas habitaciones llenas de historia. En el actual Museo «Unterwelten», aún se pueden sentir las huellas del pasado… Qué tan incómodo y desesperante debió ser para los antiguos ocupantes estar confinados a estrechos espacios, con el traqueteo constante del sistema de ventilación y el aterrador bramido de las bombas sobre sus cabezas. Temas en destaque durante éste recorrido son: los bombardeos y la protección civil, las instalaciones tipo «bunker» y selectos hallazgos de sitio dentro del área de Berlin, además de diversas evidencias originales del período de la Segunda Guerra Mundial. Igualmente, se pone a consideración la delicada temática de las «Construcciones de Guerra y Protección del Patrimonio Histórico». Del mismo modo, nuestros visitantes llegan a conocer las diversas actividades realizadas por la asociación Berliner Unterwelten e.V. con relación a lo que se ha encontrado y aún se encuentra por debajo de la superficie de la ciudad, tales como: el Correo Neumático de Berlín, las construcciones de carácter gótico de las destilerías locales para la elaboración de la cerveza o la complejidad de los sistemas de suministro de la urbe; todos ellos, testigos de un joven pasado subterráneo.

La visita dura 90 minutos y en realidad es un refugio construido para que la gente civil tenga donde ocultarse durante el tiempo que duran los bombardeos, que puede ser desde media hora, hasta incluso 4 horas. Pero no hacen ningún tipo de vida allí, ni dormir, ni comer, etc...solo esperar que pase el ataque.

La entrada cuesta 11€ y no está permitido ni sacar ninguna imagen. Yo creo que si merece la pena el tour.

Salimos del tour y cogemos el metro para acercarnos a el centro comercial Kadewe, el un edificio de 7 alturas en las que tienes muchas tiendas de lujo, la 6ª planta es totalmente de gastronomía y delicatessen, tienen muchísimos puestos en los que puedes picar y beber algo preparado en el momento...es bastante caro, pero está bien darse una vuelta.

Llevamos todo el día andando, así que es el momento de acercarnos al hotel para darnos una ducha, cambiarnos y salir a cenar.

Volvemos a El Barrio Nikolai a cenar, aparte de bonito hay mucha demanda. Cenamos en uno de los restaurantes más demandados y que mejor críticas recibe en tripavisor. Es un bonito y enorme restaurante lleno de pequeñas estancias. También tiene una gran terraza al lado del río, que supongo que en verano será muy demandada. Cenamos muy bien y a un precio razonable.

Es hora de retirarnos a descansar...

21 de octubre

POSTDAM – LEIPZIG - BAMBERG

Nos despertamos temprano, salimos a desayunar, repetimos en el mismo sitio que el primer día, pan redondo (tipo donuts) de cereales, con lechuga, tomate, jamón y queso con café con leche. Calientan el pan, así que el desayuno es muy rico y completo.

Vamos al hotel, terminamos de hacer la maleta y es hora de ir a por el coche de alquiler que tenemos reservado en europcar, tenemos una oficina justo a la vuelta del hotel, pero cuál es nuestra sorpresa que cuando llegamos nos dicen que tenemos que recoger el coche en la oficina que tienen en una estación central, así que cogemos un taxi y allí que nos vamos, por fin encontramos la oficina y cogemos el coche, pero este contratiempo nos ha hecho perder más de 1.30h de lo qué teníamos previsto, nos asignan un pequeño y gracioso smart en el que una maleta nos entra en el maletero y la otra la tenemos que poner en los asientos de atrás, pero como de lo que se trata es de que nos traslade, pues es más que aceptable.

Nuestro primer destino es Postdam, un bonito pueblo a 35 km de Berlín. Lo que más destaca son varios Palacios que tiene, son bastante grandes, nosotros no los visitamos, vemos un poco los alrededores, en su día hicimos un viaje a los Castillos del Loira y vimos muchos de ellos, así que este viaje no lo tenemos destinado a ese tipo de visitas.


Nos damos un paseo por el centro del pueblo, hay una zona conocida como El Barrio holandés, que es realmente bonita, con muchas tiendas, cafés, etc...

Cogemos el coche y  ponemos rumbo a nuestro siguiente destino, en este caso a Leipzig.

Este sí que es un pueblo que nos sorprende bastante, metemos el coche en el parking, y según salimos nos damos de bruces con una preciosa plaza. Los edificios que la rodean son muy bonitos. Nos adentramos un poco a callejear y lo cierto es que tiene un encanto especial. Es una pena que no tengamos más tiempo para perdernos un poco más por sus calles, pero tenemos que coger el coche y poner rumbo a nuestro siguiente destino, ya que la noche enseguida se echa encima y tenemos más de 200km por delante.

Nos dirigimos a la zona de Bamberg, que es donde pasaremos la noche. Nos alojamos a las afueras, en un hotel muy básico, el Hotel Drive Inn, es correcto sin más. Justo subimos, dejamos las maletas y salimos a cenar, ya que es bastante tarde y no sabemos si vamos a encontrar algún sitio, nos acercamos a Bamberg que está a 16km, y cenamos en un restaurante Tailandés, lo cierto es que hasta que no entramos dentro no nos damos cuenta que es ese tipo de cocina, pero bueno, cenamos muy bien.

Es hora de ir a descansar...que hoy también ha sido largo el día...

22 de octubre 

BAMBERG - COLMAR

Después de una noche horrorosa, sin apenas dormir, pequeña y mala cama, con frío toda la noche, suena el despertador, así que haciendo un gran esfuerzo me pongo en marcha.

Desayuno en el hotel, muy poca variedad, pero bueno ya nos vamos.

Lo primero dirigirnos a Bamberg a ver el pueblo, que es por lo cual hemos hecho noche aquí. Tenemos toda la mañana para perdernos por sus calles.

Dejamos el coche en un parking, ya que todo es zona azul y en varios sitios no se puede aparcar, y teniendo en cuenta que una de las maletas tenemos que llevarla en los asientos de atrás, nos da más seguridad.


Salimos y poco a poco nos damos cuenta que ha sido un gran acierto la parada...que bonito!! Recorremos sus diferentes calles y puentes. Entramos en la Catedral...un pueblo muy recomendable.

Sobre las 12:30 decidimos tomar un café y poner rumbo al siguiente destino, Colmar, en esta ocasión lo tenemos a más de 400 km, así que tenemos unas cuantas horas de coche por delante y queremos llegar siendo de día todavía.

Llegamos a Colmar sobre las 4:30, en esta ocasión tenemos habitación reservada en el Hotel Ibis Style, nos da un habitación muy confortable, con una buena cama, está muy bien situado, al lado del centro histórico.

Nos damos una ducha y salimos a dar una vuelta, tomar una cerveza e ir a cenar, nos cuesta bastante encontrar un sitio para cenar, ya que es un sitio muy turístico y además es sábado.


Finalmente cenamos en un restaurante al lado de el río, hacemos una cena un poco especial, nos decidimos por un menú compuesto de foie, salmón y de postre queso, todo regado con un buen vino  blanco de la zona.

Salimos de cenar y nos vamos a tomar una copa a un pub...aunque no acertamos con el vino y la cerveza que pedimos, el sitio está bien y la música es muy buena.

Es hora de retirarse...mañana más.

23 de octubre

ALSACIA FRANCESA – RIBEAUVILLÉ – RIQUEWIHR – KAYSERSBERG – TURCKHEIM - EGUISHEIM

Hoy sí que he dormido bien...he descansado muchísimo y he aprovechado para dormir un poco más. 

A las 9 hemos bajado a desayunar, y lo cierto es que el buffet está muy bien, con bastante variedad. Así da gusto empezar el día.

Hoy hemos decidido hacernos una ruta por varios pueblos de la Alsacia Francesa, son varios pueblos, de lo que se conoce como la ruta del vino.

Empezamos por Ribeauvillé, bonito pueblo lleno de encanto. Es pequeño, así que lo vemos enseguida.


De ahí nos trasladamos a Riquewihr, otro pueblo digno de visitar y disfrutar. Además en este nos encontramos con una preciosa tienda, toda de Navidad...y por dentro muy grande y decorada como un pueblo. No dejan sacar fotos, una pena, porque es preciosa!!


Siguiente de la lista es Kaysersberg, en este decidimos comer, elegimos un pequeño restaurante y pedimos cordon bleu, algo típico de la zona, acompañado de ensalada y patatas. 

Seguimos con la ruta y vamos a Turckheim, un pueblo muy pequeño, pero con sus bonitas calles y casas llenas de encanto.


Y por último llegamos a Eguisheim, quizás el pueblo más grande de los visitados hoy y para mí personalmente el más bonito de todos, cada esquina y rincón es una maravilla.


Para las 15:30 o así decidimos volver a Colmar y así aprovechamos para recorrer el pueblo con luz, y otro precioso pueblo!! Una de las zonas que tiene el pueblo se conoce como la pequeña Venecia (le petite Venise), con sus puentes, río y casas de colores...un placer para la vista!!!


Tomamos un par de cervezas y a cenar, aquí oscurece muy pronto y también se cena muy pronto.

Mañana más...

24 de octubre

SELVA NEGRA – SCHILTACH - CALW – BADEN-BADEN

Hoy nos levantamos a las 8:00, bajamos a desayunar y sobre las 9:30 nos ponemos en marcha.

Nuestro primer destino de hoy es Schiltach, un precioso y pequeño pueblo, puedes hacer un recorrido por el y terminar visitando el museo de balsas y curtiembres schüttesäge. Es sobre la vida de los balseros. Está bien y es gratuito.


De ahí nos trasladamos a Calw. El casco histórico es más pequeño que en el  pueblo anterior, pero tiene su encanto especial. Un paseo y seguimos.


Es el momento de dirigirnos al último destino de hoy, el gran y famoso Baden-Baden. Una ciudad balnearia, llena de tiendas de lujo, un gran casino y un montón de tipos trajeados de un lado para otro. Es increíble el nivel de vida que se palpa en cada rincón.


Es el momento de volver...seguimos alojados en Colmar...así que hoy nos ha tocado hacer bastantes km, pero han merecido la pena.

Llegamos al hotel, ducha y salimos a cenar.

25 de octubre 

SELVA NEGRA – GEGENBACH- GUTACH – TRIBERG

Nos levantamos más o menos como todos los días, desayunamos tranquilamente y salimos.

Nuestro primer destino de hoy es Gegenbach y a pesar de que había leído en varios sitios que era un pueblo de cuento, ni por un momento nos imaginábamos la preciosidad de pueblo que nos íbamos a encontrar...en los días que llevamos de viaje nos habíamos encontrado pueblos bonitos, pero de los que hemos visto sin duda este es el más bonito y espectacular, parece que de cualquier rincón o esquina te va a salir algún personaje animado...
 

Ahora entiendo que haya sido elegido para rodar varios exteriores de películas, como la de Charlie y la fábrica de chocolate.


Con tanta belleza retenida todavía en nuestras pupilas, nos vamos hacia Gutach, vamos a ver el museo al aire libre, es sobre cómo vivían antes en la zona.

Nos cuesta bastante encontrarlo, ya que vamos con GPS y cuando ponemos destino indicamos centro del pueblo, pero en esta ocasión está a las afueras, así que aunque la oficina de turismo está cerrada, cogemos un folleto publicitario y aunque está en alemán y no entendemos nada, conseguimos encontrar las coordenadas para llegar.

Son las siguientes: N48.270012 E8.201101

Hay un parking, coges ticket y cuando vas a comprar la entrada te lo piden y te lo validan con 2 horas gratis. La entrada son 10€ por persona.

El museo está compuesto por 20 casitas, están muy cuidados los detalles, en la entrada de todas las casas hay una explicación en varios idiomas, (también en castellano) de lo que se hacía en ellas, como estaban distribuidas y porque el tipo de construcción de cada una. 
A mitad del recorrido paramos a tomar un café con dos trozos de tarta típicas de la zona, (hay que probar la gastronomía de la zona,jijijiji)  la famosa Selva Negra y otra con cerezas. A pesar de que yo no soy mucho de tartas, hay que reconocer que están muy buenas, personalmente me gusta más la de cerezas.


Es hora de ir a nuestro siguiente destino: Triberg. Como son cerca de las 16.00 cuando llegamos y hay muchísima niebla no nos animamos a subir a ver las cascadas, pero una de las razones de nuestra visita es ver el reloj de cuco más grande del mundo. Evidentemente vamos a esperar a que sea la hora en punto para ver salir al cuco. Hay que tener en cuenta que en esta ocasión tampoco está en el centro del pueblo, sino que está a las afueras y sino pones la dirección es un poco difícil de encontrar. 

La dirección exacta es:
Uble Uhren-Park GmbH
Schonachbach 27
D-78098 Triberg

A las 17.00h estamos delante del reloj esperando, y tal y como esperábamos el cuco canta 5 veces, así que objetivo conseguido!!


Es hora de regresar a Colmar, hoy será nuestra última noche aquí.

26 de octubre

GLOTTERTAL – ST. PETER - LAGO TITISEE

Hoy hemos decidido que nos vamos a tomar el día con tranquilidad, cambiamos de alojamiento y nos vamos a Glottertal, en esta ocasión hemos decidido hacer nuestras dos ultimas noches en una casa rural.

Nuestra idea inicial es levantarnos tarde, desayunar e irnos. Pero finalmente nos levantamos antes de lo previsto, desayunamos, preparamos las maletas y para las 10:30 salimos del hotel, tenemos aproximadamente 1 hora de camino.

Cuando vamos hacia nuestro destino, paramos en Breisach, es el primer pueblo fronterizo cuando pasamos de Francia a Alemania, hemos visto desde la carretera un edificio con forma de palacio y nos acercamos a verlo. Resulta ser una gran iglesia.


Continuamos el viaje tranquilamente. Llegamos a la casa rural a las 12.00h, pero nos encontramos con la sorpresa de que hasta las 15.00h de la tarde no podemos entrar, es más, no podemos ni dejar las maletas, ya que la única persona que está, creemos que la señora de la limpieza, aparte de no hablar más que alemán, nos dice que no hay ningún responsable.

Así que vuelta al coche con las maletas...y nos dirigimos a St.Peter, era uno de los sitios que teníamos previsto visitar, hacemos un pequeño recorrido por la zona, y nos paramos a tomar un café, todavía son las 13:30h...así que miramos en internet que tenemos por la zona para visitar...y descubrimos el Lago Titisee, lo tenemos apenas a media hora, así que cogemos el coche y allí que nos vamos.


Es un sitio muy turístico, es un complejo enorme lleno de tiendas de souvenirs, restaurantes, centros de ocio, etc...

Pero la verdad es que el lago es precioso y bien se merece una visita.


En estas fechas el tiempo no acompaña, pero en verano tienen muchas opciones para pasar un buen día allí, desde alquiler de pedalos, excursiones en barco, etc...

Es hora de ir al hotel. En esta ocasión es el hotel Tobererhof, es una casa rural. Llegamos, nos asignan la habitación y la primera impresión es muy buena, es amplia, limpia, abuhardillada y con una hermosa terraza que da al monte, en el cual por la tarde hay caballos sueltos y todo por allí. Ósea un  remanso de paz y tranquilidad.


Nos tomamos la tarde tranquila, para descansar y disfrutar de esa tranquilidad hasta que vayamos a cenar.

En esta ocasión nos vamos al pueblo de al lado, pedimos un par de platos combinados y un par de cervezas.

Es hora de retirarse, tantos días trotando se empieza a notar...

27 de octubre 

FRIBURGO

Nos levantamos sobre las 8.30h y bajamos a desayunar...y grata sorpresa la que nos llevamos...menudo desayuno buffet!! El mejor y más completo que nos hemos encontrado por el momento...además de los pequeños detalles, la vajilla, los manteles, etc...una maravilla la verdad!!

Hoy es el último día, y lo tenemos reservado para visitar Friburgo, y la verdad es que tengo que decir que es una ciudad con muchísimos contrastes, la modernidad de los centros comerciales entremezclados con los señoriales y preciosos edificios es algo que no pasa desapercibido. 

Su imponente catedral se hace ver desde muchos de sus rincones. 


A la vez tiene esa cercanía que te da el mercadillo de pueblo que rodea toda la plaza de la catedral, llena de puestos de verduras, pescado, artesanía, y comida rápida. 

Una ciudad realmente preciosa, cómoda y para disfrutarla.


Después de comer algo rápido y hacer algunas compras, nos vamos para el pueblo donde nos alojamos, queremos dar una vuelta por el y pasar por el hotel antes de ir a cenar.

Hoy decidimos cenar en el pueblo. El día anterior hemos visto mucho movimiento de coches en el restaurante de un hotel, y nos acercamos. 


Hay muchas mesas ocupadas, pero un hueco ya tenemos. Las camareras van con el traje típico. Pedimos un par de platos combinados y lo cierto es que cenamos muy bien. 

Es hora de retirarse, mañana volvemos a casa y vamos a tener un día muy largo.

Voy a poner unas observaciones a tener en cuenta:

En Berlin: los billetes de metro no se pueden pagar con tarjeta de crédito, y algunas máquinas no cogen billetes, así que sería conveniente llevar monedas sueltas.

El billete solo se valida una vez, al entrar, ¡OJO!, no validarlo más, ya que sino se anula y ya no vale.

En muchos de los baños cobran un mínimo de 0,50ctm.

En las autopistas no hay límite de velocidad, pero en las zonas donde hay...cuidado!! Hay bastante radar. Se conduce con velocidad, pero sin agresividad.

Alemania es un país seguro, o esa es la sensación que yo he tenido en todo momento.








Roma - Florencia - Venecia

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Después de bastante tiempo con ganas de hacer un viaje a Italia, por fin ha llegado tan ansiado momento...

16 de noviembre de 2015

Suena el despertador a las 4:30h de la mañana...uf!! Qué temprano, pero estoy segura que va a merecer la pena con creces...

Primeramente nos dirigimos al aeropuerto de Loiu (Bilbao), donde cogeremos dos vuelos, ya que no hay ninguno directo a Roma, así que a las 7:50h cogemos el primer avión que nos lleva a Múnich, después de dos horas por el aeropuerto de Múnich,las cuales aprovechamos para hacer algunas compras, a las 12:15h por fin cogeremos otro que nos llevará a Roma.

Llegamos al aeropuerto Leonardo Da Vinci (Fiumicino), a las 13:45, recogemos la maleta y nos dirigimos a la estación de tren donde cogeremos un tren para ir a la estación Termini, que es una de las estaciones centrales de Roma y tenemos el hotel relativamente cerca. Cogemos un viaje directo,sin paradas, salimos del aeropuerto a las 14:53h y llegamos a Termini a las 15:30h, el precio del billete son 14€/persona.

Después de andar unos 20 minutos llegamos al Hotel Tempio di Pallade, un hotel de tres estrellas, que es simplemente correcto, pero bastante viejo.

Hacemos la entrada y de primeras nos cobran 32€ por tasas de turismo, pedimos la clave del wifi y nos cobran 5€ por 72 horas, pero solo podemos usar dicha clave en un aparato electrónico, o bien en el iPad o bien en un teléfono, me parece bastante cutre...la habitación tiene tele, pero el mando no aparece por ningún lado...así que no nos molestamos ni en preguntar...tampoco vamos a parar demasiado por la habitación, así que no nos hace falta.

Después de dejar las maletas, darnos una ducha y cambiarnos de ropa es el momento de lanzarnos a la calle...

En primer lugar nos dirigimos a coger el metro a la estación de Manzoni, hay diferentes modalidades de billete, nosotros cogemos el sencillo, cuesta 1,50€/persona y puedes utilizarlo durante 100 minutos. Sino hay opción de coger uno de 24 horas, incluso para varios días...

Seguimos más o menos un itinerario que hemos encontrado en internet. Nos bajamos en la parada Espagna (Plaza de España), tiene una bonita escalinata y mucho ambiente, la escalinata está en obras, así que aunque hacemos alguna foto, no nos podemos sentar en ella.


Desde ahí cogemos la Via dei Condotti, es una calle que está llena de tiendas de la categoría de Rolex, Hermes, etc...impresionantes las tiendas que encuentras en esa calle...pero igual de impresionantes también los precios!! recorremos esa calle hasta llegar a la Via del Corso, donde giramos a la izquierda. Caminando por esta calle cruzamos la Piazza Colonna (Columna de Marco Aurelio) y dos calles más adelante a mano izquierda cogemos la Via delle Muratte.

A pocos metros llegamos a la espectacular y recién restaurada: la Fontana di Trevi. Además como ahora oscurece tan pronto nos la encontramos iluminada...realmente preciosa!!!


Volviendo a la Via delle Muratte, cruzamos la Via del Corso y continuamos por la Via di Pietra, y nos encontramos con el Templo Adriano. Está situado en una pequeña y bonita plaza, donde aprovechamos para tomar una cerveza. 

Seguimos por la Vía de Pastini y llegamos al Pantheon, el edificio mejor conservado del Imperio Romano. Entramos dentro, tiene una bonita cúpula y la entrada es gratis.

De ahí, nos dirigimos a la Piazza Navona, una bonita plaza donde muchos pintores exponen sus cuadros, con tres fuentes que al ser de noche y estar iluminadas crean un ambiente mágico.


Ha llegado la hora de ir a cenar, y una muy buena opción es hacerlo por la zona...nos dirigimos a Baffeto, una pizzería que nos han recomendado como buena y barata...así que allí que nos vamos, pedimos dos pizzas y dos cervezas. Lo cierto es que las pizzas están muy buenas y no son nada pesadas. 

Decidimos poco a poco irnos retirando al hotel, que el día ha sido muy largo y mañana nos toca madrugar...nos dirigimos a la estación de metro, en la Piazza Barberini, donde aprovechamos para tomar un café antes de coger el metro.

17 de noviembre de 2015

A las 6:30h suena el despertador, traemos contratada una visita guiada al Vaticano, junto con la 
Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro. Hemos quedado a las 8:15h, así que cogemos el metro en 
Manzoni y nos bajamos en Ottaviano, antes de dirigirnos al punto de encuentro desayunamos por la zona, ya que las visitas durarán cerca de 4 horas.


La visita la hemos cogido por internet, nos ha costado 55€/persona, pero realmente merece la pena. Además evitas las grandes colas que hay para entrar. La guía una simpática romana, hace que las horas pasen volando y la visita sea muy amena.


El Vaticano (lo que dejan ver) es impresionante, la Basílica imponente, pero la Capilla Sixtina...te deja sin palabras...increíble obra de arte en tan poco espacio.


Acabamos la visita sobre las 12:00h, nos despedimos del grupo y salimos de la Basílica San Pietro, a la Piazza Pío XII, donde cogemos la Vía de La Conciliazone, y nos lleva directamente al Castel Sant'Angelo, un bonito Castillo que se puede visitar por dentro, nosotros decidimos no hacerlo y con la idea de dirigirnos hacia la Piazza Navona donde comeremos algo, nos vamos adentrando por las calles sin dar mucha importancia por dónde vamos.


Callejeando nos encontramos una plaza, hay un mercado en ella con muchísimos puestos de alimentación, pastas, aceites, quesos, etc...

Nos encontramos en el Campo de Fiori. También hay muchos restaurantes alrededor, así que decidimos comer ahí mismo. Pedimos una ensalada, un plato de lasaña y uno de espaguetis, con dos cervezas.


Decidimos ir andando hacia la zona del coliseo, queremos verlo iluminado (en estas fechas oscurece muy pronto), queremos ver el circo massimo, que está muy cerca...no hay mucho que ver, ya que está en proceso de restauración y no se puede acceder.

Seguimos andando hasta el enorme Coliseo, donde poco a poco va oscureciendo y se va iluminando, y la imagen que nos regala es inolvidable.


Desde allí nos vamos dando un paseo hasta el hotel, no sin dejar de admirar muchos de los rincones que nos ofrece Roma.

Es hora de descansar un poco, darnos una ducha para luego salir a cenar.

Decidimos ir a la zona del Trastevere, una preciosa zona llena de callejuelas pequeñas con un encanto especial en cada una de ellas.

Nos acercamos hasta la estación de Termini, donde cogemos la línea H, que nos llevará directamente hasta allí. Nos adentramos en sus callejuelas y decidimos tomar una cerveza en un original y bonito bar, en el cual si vas al baño puedes escribir con tiza en sus paredes negras. 

Nos llevamos un poco de decepción, ya que no hay prácticamente gente, los restaurantes están vacíos casi todos...nos vamos hacia el río y vemos un restaurante bastante antiguo, pero que tiene sus mesas llenas, así que ahí que entramos. Cenamos una pizza y una calzzone. La pizza buenísima, la calzonne con demasiado mazacote de queso.

Salimos y vamos dando un paseo hasta la zona del Área Sacra, donde cogeremos la línea de autobús 70, que es la que más cerca nos deja del hotel.

Llegamos al hotel y a descansar.

18 de noviembre de 2015

Nos suena el despertador a las 8:00h. Así que bajamos a desayunar, prepararnos y a seguir descubriendo Roma.

Hoy vamos a la Roma Antigua: Colosseo, Foro Romano y Palatino.

Como lo tenemos a un paseo del hotel, decidimos salir e ir andando. Llegamos al Colosseo y nos dirigimos a por las entradas. Hay una entrada conjunta para ver las tres zonas, creo que no hay opción de hacer una parte sola. La entrada son 12€/persona.

Empezamos la visita por el Colosseo, y la verdad es que me deja muy sorprendida...esperaba encontrarme más ruina y lo cierto es que tiene bastantes partes en pie, que dentro de ser una ruina romana esta bastante bien conservada.



De ahí nos dirigimos a recorrer el Palatino, una zona con muchos árboles donde se puede pasear e ir viendo muchas zonas con restos de ruinas romanas.


Seguidamente llegamos al Foro Romano, donde se concentran un conjunto bastante grande de ruinas romanas, en muchos sitios bastante deterioradas, en otras zonas, se pueden ver impresionantes columnas...que dejan entrever lo impresionante que era aquello.


Salimos de esa zona y nos dirigimos a la Plaza del Campidoglio, donde después de rebuscar, por fin encontramos la estatua de Rómulo y Remo, que a mí personalmente me apetecía mucho ver. Está antes de entrar a la plaza y no es fácil de ver.


Bajamos las escaleras de la plaza y cogemos la Via del Teatro Marcello hacia la izquierda. En menos de 10 minutos llegamos a la iglesia de Santa María in Cosmedin, donde se encuentra la famosa Boca de la Verdad. Nos hacemos la foto de rigor (está limitado a una foto por persona). Vemos la iglesia y nos vamos hacia la zona de Trastevere para buscar un sitio para comer.



Lo mejor en esa zona es callejear y elegir el que más te guste. Nosotros primero nos tomamos una cerveza en un bonito bar, que tiene una bonita terraza con unos sofás comodísimos!!! 

Un poco más adelante nos encontramos con el restaurante Carlo Menta que ofrece unos precios muy competitivos. 

Tenemos sentados al lado unos chicos italianos, que no dudan en entablar una conversación con nosotros y ayudarnos, especialmente con el tema del transporte, ya que nos esta resultando bastante complicado lo de las líneas de autobús.

Decidimos entonces coger el autobús e ir a ver una de las tiendas que Harley tiene en Roma. Está un poco a las afueras, pero ningún problema para llegar. Hacemos unas compras y nos vamos para el hotel...es hora de hacer un descanso antes de salir a cenar.

Hoy hemos decidido ir a cenar a la zona de la Piazza Navona. Así que cogemos el metro desde Manzoni hasta Barberini. Damos un paseo por la zona, tomamos una cerveza antes de cenar y buscamos donde cenar. Entramos en un restaurante y pedimos una ensalada para compartir y dos pizzas, las pizzas no son como las que hemos comido estos días, son de masa más gorda y creo que tampoco acertamos con la elección, así que no cenamos muy bien...pero bueno...tiene que haber de todo.

Salimos de cenar y nos vamos hacia la Piazza Navona, donde compramos dos helados en la heladería Grom, una de las mejores de Roma...nos sentamos en la Piazza y disfrutamos del helado.


Es hora de retirarse, vamos a coger el metro y nos encontramos que ya no hay, son las 23:30h, así que nos vamos a coger el autobús, y después de un rato esperando, con frío y cansados, decidimos coger un taxi que nos deje en la puerta del hotel...nada más subir al taxi, el taxímetro ya empieza con 6,50€, así que aunque estamos bastante cerca y el taxista viene directo, nos sale por 11€, pero merece la pena!!!

Hasta mañana!!!

19 de noviembre de 2015

Nos suena el despertador a las 7:00h, pero nos lo tomamos con tranquilidad...hoy vamos a ir a ver las Catacumbas de San Calixto, están situadas por el sur de Roma, así que cogemos el metro y luego el autobús que después de unas 9 ó 10 paradas nos dejará en la puerta.

La entrada a las catacumbas son 8€/persona y se hace la visita con un guía en castellano. Las catacumbas son un gran laberinto, del cual accedes a una pequeña parte y son realmente impactantes.

Salimos de la visita y nos damos un bonito paseo por los jardines de los alrededores. Nos encontramos con una escultura enorme de un niño.


Salimos de allí, cogemos el autobús unos dirigimos a las Terme di Caracalla. Un enorme complejo con las ruinas de unas termas. Increíble el montaje que debió de ser en su día!!!


Las termas se encuentran cerca del Colosseo, así que nos vamos por la zona a buscar un sitio para comer. Nos sentamos en una terraza, tomamos una ensalada y un plato de pasta. 

Es hora de ir a descansar un ratito antes de ir a cenar...es la última noche en Roma y queremos ir a un restaurante un poco más especial para celebrar mi cumpleaños, que aunque fue a primeros, todavía no lo hemos celebrado en condiciones.

Después de una pequeña siesta y una ducha, que nos sientan genial, salimos a la calle.

Hemos decidido ir dando un paseo hasta el restaurante, así por el camino podemos parar a tomar algo.

Después de indagar bastante por internet, mirar opiniones y sobretodo situarlo en el mapa, me decido por el restaurante La Taverna del Fori Imperiali, situado en la Vía della Madonna dei Monti, 9.

De camino nos encontramos con una preciosa y enorme iglesia, se trata de Santa María Maggiore, está cerrada, pero por fuera es increíble.


Paramos en un pub, pedimos una copa de vino y una cerveza y el camarero nos pone dos pequeños chupitos de cóctel. Es un sitio especializado en cócteles, se llama Robin Hood, y está en Vía Cavour, al camarero se le ve una pasión especial cada vez que prepara uno...así que nos vamos a buscar el restaurante con la promesa que después de cenar pasaremos a tomarnos un cóctel.

Llegamos al restaurante y no hay sitio en ese momento, así que nos reservan una mesa para las 21:30h, mientras nos vamos a dar una vuelta por la zona, por cierto una zona muy animada...y como no podía ser de otra manera nos encontramos con otras ruinas romanas...se trata de el Foro di Nerva, por las cuales puedes pasear, ya que tienen una pasarela para ello...además siendo de noche y estando iluminadas desprendían una energia especial.


Bueno, llega el momento de ir a cenar...entramos en bonito y acogedor restaurante donde pedimos un entrante y un primero para compartir, nos lo traen ya en platos separados, dos segundos y dos postres y 2 cafés, todo regado con una botella de Chardonnay, de la zona de Sicilia muy bueno. La cuenta son 90€. Me parece bien la relación calidad/precio.

Salimos del restaurante y cumplimos con la promesa de ir a tomarnos un cóctel...le pedimos que nos prepare lo que él quiera...y nos dejamos sorprender por dos cócteles.


Es hora de volver al hotel...decidimos volver andando...así quemamos un poco la cena...Jajajaja 

20 de noviembre de 2015

Hoy nos vamos para Florencia. Nos suena el despertador a las 7.00h, con tranquilidad vamos organizando todo...bajamos a desayunar y es hora de preparar las maletas...

Tenemos el tren a las 10:20h, así que para las 9:15h abandonamos el hotel, vamos andando a la estación de Termini, y sobre la hora prevista montamos en el tren.

Llegamos al Hotel a las 12:30h, en esta ocasión es el Hotel Malaspina de 3 estrellas.

Nos cobran la correspondiente tasa de turismo, aquí es más barata. En Roma es 4€/día y persona y en Florencia 3,50€/día y persona.

Subimos a la habitación y esto es otra cosa....es amplia, cómoda y limpia y además está muy bien situado el hotel!!!

Es hora de salir a patear las calles de Florencia...

Nuestra primera idea es ir a ver la Piazza Duomo, pero cuando vamos hacia allí nos encontramos con un mercado lleno de puestos con miles de artículos de cuero...y que cuero!!! Menudos bolsos, cazadoras,etc...si os gusta el cuero como a nosotros, traer la visa bien cargada, porque comprareis seguro!!! Jajajajaja 

Después de más o menos sobrevivir al mercadillo, nos dirigimos a la Piazza Duomo, antes de llegar cruzamos la Piazza San Lorenzo, pequeña, bonita y curiosa!!

Y ya por fin llegamos a la Piazza Duomo, lo que aparece de repente delante de nuestros ojos nos deja sin palabras y con la boca abierta...que maravilla de catedral, que obra de arte, que impresionante!!! 


Una vez recuperados de la impresión, nos vamos a ver la Piazza de la Republica, es una de las plazas mas importante y la más grande.

De ahí nos dirigimos a ver la Piazza de la Signoria, una plaza señorial y elegante, en ella está una de las réplicas de el David de Michelangiolo. Ahí mismo, sin salir de la plaza decidimos comer. Un aperitivo, y un plato de pasta. Comemos bien, pero caro.


Es el momento de acercarnos a ver el Ponte Vecchio, considerado uno de los rincones más románticos de Florencia, y realmente lo es...tiene algo realmente especial y cautivador. 


Cruzamos el puente y nos acercamos hasta la Piazza de Pitti, la cual alberga un palacio y jardines, nosotros no entramos, pero sí que nos tumbamos un rato en la Piazza, parece un punto de encuentro, ya que mucha gente está reunida en ella.


Ya de ahí, volvemos a cruzar el puente y nos dirigimos a la Piazza S. Croce, la cual alberga la Iglesia del mismo nombre, la más grande del mundo que tiene la congregación de los Jesuitas.


Es hora de ir al hotel, pero antes paramos a comprar alguna cosa de cuero más...esta ciudad es un peligro!!

Llegamos al hotel, una fantástica ducha, reservamos por internet una mesa en un restaurante y salimos a cenar. Ha empezado a llover, así que nos toca comprar un paraguas. Tomamos algo y sobre la hora de la reserva nos acercamos al restaurante, ningún problema!! Cenamos carpaccio de salmón y pizza. No tomamos postre, ya que queremos tomar un helado en una espectacular heladería que hemos visto.


Salimos y parece que ha parado un poco de llover, así que paseamos tranquilamente por las calles hasta llegar a la heladería donde nos daremos un capricho...

Es hora de descansar!!!

21 de noviembre de 2015

Despertamos y sigue lloviendo, parece que ha estado así toda la noche...así que el mejor plan es hace día de museos.

Al primer museo que nos dirigimos es al Gallería dell'Accademia, donde se encuentra la famosa escultura de Michelangelo's David. Después de una larga cola entramos. La entrada cuesta 8€/persona, pero yo creo que merece la pena...la escultura es impresionante e imponente, te sientes muy pequeño a su lado.


Desde allí nos dirigimos al Palazzo Vecchio, se encuentra en la preciosa Piazza della Signoria, entramos y vemos la zona gratuita, una zona muy bonita, con unos techos increíbles, a la zona del museo no entramos, aunque he leído que merece la pena.


De ahí nos dirigimos al Uffizi Gallery, un enorme museo, donde la entrada cuesta también 8€/persona, después de un rato de cola y los respectivos controles que hay en todos los museos, entramos y empezamos a recorrer todas las salas, es muy grande, así que hay que nos lleva más de dos horas. Arriba tiene una cafetería, con una bonita terraza que ofrece unas bonitas vistas.


Salimos y nos dirigimos a la zona del Ponte Vecchio, es hora de parar a comer algo, hacemos una comida informal y probamos los famosos paninnis. 

De ahí nos dirigimos al otro lado del puente, queremos ir a la Piazzale Michelangiolo. Esta en una zona alta de la ciudad. Si el tiempo acompaña, se puede subir andando, pero como seguía lloviendo subimos en autobús. 

Llegamos a la Piazza y las vistas son increíbles. En esa misma Piazza se encuentra otra de las réplicas de la famosa escultura.


De ahí nos acercamos a la Iglesia de San Miniato, me la ha recomendado una amiga, ya que no hay publicidad de ella por ningún lado. Es realmente increíble, tanto la fachada como el interior. Muy bonita y diferente. 


Es el momento de ir a ver la Iglesia de Santa María Novella. Cogemos el autobús y nos deja al lado, lo cual es de agradecer, ya que sigue lloviendo y el frío y humedad cada vez se notan más.

Llegamos a otra bonita iglesia, hay que pagar entrada, 5€/persona, pero yo creo que si merece la pena, es muy bonita...tanto por fuera como por dentro.


Es hora de descansar un rato, y darnos una merecida ducha, así que nos vamos para el hotel. 

Después de la buena experiencia del día anterior reservando por internet, hacemos lo mismo. Elegimos otro y hacemos la reserva directamente. 

Llegamos al restaurante elegido y nos encontramos con un bonito y diferente bar, con velitas en las mesas, lo cual crea un ambiente muy romántico...el camarero habla un poco de castellano y la verdad es que hace que nuestra cena sea muy agradable. Esta vez la cena es unos entrantes y hamburguesa.

Sigue lloviendo y hace bastante frío, así que es hora de ir a descansar.

22 de noviembre de 2015

Nos despertamos en Florencia, pero hoy cambiamos de ciudad....así que nos levantamos, bajamos a desayunar, preparamos la maleta más o menos y como hasta las 11:30h no cogemos el tren, salimos para hacer alguna compra más de última hora. 

Hay que tener mucho cuidado de donde se compra piel...hay muchos puestos en la calle y muchos pertenecen a la tienda que tiene justo detrás, en esos puestos es garantía de piel 100%, en los puestos que os ofrezcan muy barato y sin garantía no compréis, son imitaciones y piel de muy baja calidad.

Llegamos a la estación y salimos en el tren sobre el horario previsto.

Llegamos a Venecia y nada más bajarte del tren te encuentras con un canal...y ya te empiezas a imaginar lo que te espera...aunque lo que te espera es mucho mejor todavía.


Cogemos el vaporetto 7,50€/persona, que nos llevará hasta la Piazza San Marcos...después de 44 minutos navegando por el Canale della Giudecca llegamos...nos ponemos a andar y llegamos a la impresionante Piazza San Marcos, cada esquina y rincón es una sorpresa...empezamos a buscar el hotel, que aunque de primeras no parece difícil de llegar, en el momento en el que entras por las callejuelas es un verdadero laberinto...después de dar un par de vueltas y no encontrarlo, preguntamos en una Pasteleria, por cierto aquí la amabilidad a la hora de preguntar brilla por su ausencia...y por fin lo vemos...hemos estado varias veces cerca, pero...

Llegamos al Hotel Gorizia "a la Valigia", nos asignan la habitación, subimos y nos encontramos con una amplia habitación, un baño más que correcto y una horrorosa decoración que hace daño a la vista...como hace bastante frío en Venecia, supongo que la humedad también ayuda a ello, la calefacción está a tope...hasta tenemos que abrir la ventana....es un poco agobiante el calor...bueno dejamos las maletas y salimos...


Son las 16:00h, así que es hora de comer algo, nos apetece algo informal, así que nos paramos en un sitio de comida rápida, pedimos un rollito vegetal con una cerveza y allí mismo comemos...es hora de perdernos y nunca mejor dicho por las calles de Venecia...cada rincón, puentecito y callejuela es mágico...realmente es un cuento, lleno de canales y góndolas.


Hay cientos de tiendas de souvenir...si ves algo que te gusta cómpralo, porque igual no vuelves a encontrar la tienda...nosotros aprovechamos para comprar alguna cosita de cristal de murano.

Es hora de ir al hotel y darnos una ducha caliente...hace bastante frío y nos va a venir muy bien.

Después de una ducha y descansar un rato es hora de salir a cenar...decidimos cenar en Hard Rock, que está muy cerca del hotel y ya nos apetece cambiar de comida...

Una vez qué hemos cenado, salimos y nos vamos a dar un paseo por las desiertas callejuelas...es increíble el ambiente que tiene de día y lo desierto que se queda de noche.


Es hora de descansar...hace mucho frío y la semana se va notando.

23 de noviembre de 2015

Nos despertamos sobre las 7:30h, pero el cansancio nos hace quedarnos un rato más en la cama...finalmente sobre las 8:15h nos levantamos y bajamos a desayunar.

Es hora de preparar las maletas, y aunque hasta las 18:50h no cogemos el avión, queremos bajar las maletas, dejarlas en consigna y dejar la habitación libre.

Entonces nos vamos a la Piazza San Marcos, queremos entrar al Palacio Ducal, que está junto a la Basílica, está todo concentrado en la Piazza. La entrada son 18€/persona, se supone que entran 4 museos, pero nosotros solo vemos el palacio, son increíbles las enormes estancias que tiene.


La escalofriante y espeluznante prisión que alberga sus bajos.


Y el entrañable Puente de los Suspiros, que se supone que eran el que cruzaban los presos condenados antes de morir.


Una vez que salimos de allí nos adentramos por sus laberínticas callejuelas sin prisa. Aprovechando para comprar pasta italiana y algunos dulces típicos. También paramos a tomarnos el famoso Spritz, el aperitivo preferido por los venecianos, es una especie de vermut.

Hace mucho frío, así que vamos a buscar un sitio donde comer nuestra última pizza y poco a poco irnos despidiendo de Italia.

Pasamos por el hotel a recoger las maletas, y nos dirigimos al Ponte Rialto, donde cogeremos el vaporetto que nos llevará hasta la Piazza Roma, ahí cogeremos el autobús que nos llevará hasta el aeropuerto.

Por cierto en Venecia nos cobraron las tasas de turismo al final de la estancia, y eran también 3,50€/persona y día.

Aquí finaliza la fantástica semana que hemos pasado por Italia. Realmente preciosa e inolvidable!!!