NUEVA YORK - Boston - Philadelphia

viernes, 27 de octubre de 2017

11 de octubre 

Tras más de un año ahorrando y programando tan ansiado viaje a llegado el momento de empezar a disfrutarlo.

Este año hacemos el viaje acompañados por mi hermana, que aunque ya ha estado 2 veces en NY, no ha dudado en apuntarse a una tercera.

Suena muy pronto el despertador antes de las 3:00 de la mañana nos ponemos en marcha.

Mi hermana pasa buscarnos a las 3:30 y cogemos rumbo al aeropuerto de Loiu.

Después de facturar directamente los dos vuelos, ya que hacemos escala en Bruselas, nos ponemos en marcha. Embarcamos a las 6:30 aproximadamente y salimos sobre la hora prevista, que son las 6:45, llegamos puntuales a Bruselas, a las 8:40 ya hemos aterrizado, así que el tiempo nos permite ir tranquilos hacia la siguiente puerta de embarque.

El vuelo que nos llevará hasta JFK sale a las 10:30, también sale sobre el horario previsto y llega a la hora indicada, así que a las 12:50 (hora local) hemos aterrizado sin ningún contratiempo.

Una vez pasados los controles pertinentes, (que la verdad, nos sorprende que no son ni muchos, ni muy exhaustivos), contratamos los servicios de un taxi Uber, aparece a los dos minutos de contratarlo y tras más de una hora de camino llegamos a nuestro destino.

Hemos alquilado un apartamento por airbnb, está en el 424E 14th street, y la verdad es que es tal cual aparece en las imágenes del anuncio, chiquitín pero con lo suficiente para pasar unos días, así que las cosas van saliendo muy bien!!! 

Dejamos las maletas y salimos a patear, nuestra primera parada es el Empire State, aunque en un principio la idea principal es subir en otro momento, (hemos cogido antes de ir la tarjeta explorer pass, que nos incluye la visita a 4 atracciones y entre ellas está el Empire), cuando nos encontramos en la puerta decidimos subir, lo cierto es que el espectáculo visual es increíble y eso que todavía no es de noche, por lo tanto no está la ciudad iluminada.


Salimos de ahí, hacemos una parada para tomar una cerveza, (por cierto muy cara), pero es el precio a pagar en NY y encima al lado del Empire State.

Nos vamos a Time Square, y la verdad es que en cuanto entras, todo ese espectáculo de luces te atrapa y no puedes dejar de admirarlo todo.


El cansancio del día empieza a pasar factura, así que decidimos irnos a cenar, teniendo en cuenta la opinión de varios foros, nos dirigimos al Ellen’s Stardust Dinner, está en el 1650 de la calle Broadway, es un original restaurante de comida americana con espectáculo incluido, no se puede reservar, así que nos toca esperar, y aunque en un principio pensamos que va a ser más larga la espera, la organización es muy buena y entramos antes de lo previsto. Mientras estás cenando, los camareros están cantando y lo cierto es que creo que merece la pena ir.


Y ahora sí, ha llegado el momento de retirarnos, el día ha sido muyyyyyyy largo y vamos a descansar, que nos quedan unos largos días por delante.

12 de octubre

Hoy nos despertamos muy temprano, el cambio de horario es lo que tiene.
El día ha salido lluvioso, pero la temperatura es buena.
Hoy es una buena opción acercarnos a ver la zona de Wall Street y pasar la mañana recorriendo esa parte de la ciudad.
Lo primero que hacemos es buscar una boca de metro, el cual tenemos muy cerca del apartamento y nos dirigimos a ver el toro de Wall Street. Como no podía ser otra manera está abarrotado de turistas, sobretodo orientales, que apenas nos dejan acercarnos a él.


De ahí nos dirigimos a ver la famosa zona cero, es impresionante el memorial que hay en estos momentos. Lo cierto es que viendo los enormes huecos piensas la espeluznante experiencia que se tuvo que vivir allí en aquel momento.


Ahora nos dirigimos hacia los famosos almacenes Century 21, que es donde hemos quedado con Mónica, una amiga de Canadá, que viene a estar con nosotros durante unos días a  New York.
Es hora de comer así que Monica nos lleva a un precioso restaurante italiano, acristalado, bonito y elegante. Se llama Eataly y está en 200 Fifth Avenue, es como una especie de mercado donde puedes ir comprando y picando de los diferentes puestos, o sentarte en el restaurante.


Después de comer es hora de seguir pateando la ciudad, cogemos la Calle Broadway y la recorremos prácticamente entera, parándonos en varios comercios y disfrutando del ambiente que se respira.
Es hora de acercarnos al apartamento, ponernos elegante y dirigirnos a una de las famosas terrazas donde disfrutaremos de unas preciosas vistas de New York. Nosotros vamos a la 230 Fifth Rooftop. Cenamos allí mismo acompañando la cena con una buena cerveza. A pesar de la elegancia del sitio, en la zona de abajo, el servicio es pésimo ya que uno mismo tiene que pedir en la barra y llevarse las bebidas a la mesa.


Es hora de retirarse a descansar, pero cuando bajamos nos encontramos con una Limusina en la puerta, y Monica que es una “salsera”, se pone a negociar, y acabamos los 4 montados en la limusina con una botella de cava, dirigiéndonos al apartamento. Lo cierto es que la experiencia es muy buena y nos reímos un montón. 
Mañana seguimos…

13 de octubre 

Suena el despertador a las 6:30h, hoy tenemos contratada con la empresa City Travel NYC, la excursión a los famosos outlet, Woodbury Common, el punto de encuentro es a las 8:00h en el Hotel Lexington, cogemos un Uber y nos vamos hasta allí, después de esperar un ratito cogemos un autobús, hacemos alguna parada y nos ponemos en marcha, tras 2 horas aproximadamente de camino, llegamos al lugar, es una especie de pueblo lleno de casas, y cada una de ellas es una tienda, eso si, todo son tiendas de marcas, desde Levi’s, Adidas, Calvin Klein, Prada, etc…todo con un descuento entre el 30 y el 60% aproximadamente. 
Nos pasamos todo el día de compras, hasta las 6:30 de la tarde que tenemos reservada la vuelta en autobús.
Yo creo que merece la pena, siempre y cuando quieras comprarte un buen bolso Guess, unos pantalones Calvin Klein, etc…si no, lo mejor es hacer compras en cualquiera de los grandes centros comerciales que hay por la ciudad.


Llegamos al apartamento, dejamos las bolsas y nos cogemos un taxi para dirigirnos a Times Square, que hemos quedado con Monica para cenar, elegimos un restaurante que pertenece a una cadena, Dallas BBQ, buena costilla y buena carne.
Una vez fuera entramos en una tienda de souvenir, compramos un par de tonterías y nos vamos a coger el metro, ya era hora de retirarse.

14 de octubre 

Vuelve a sonar el despertador a las 6:30h, hoy nos toca la excursión de contrastes, también la hemos cogido con City Travel NYC (una oferta junto con Boston), al igual que ayer cogemos un Uber para ir hasta el punto de encuentro: Roger Smith Hotel, la hora de recogida es a las 8.00h, después de parar en un par de hoteles más para recoger a más gente empieza la excursión.
La excursión es muy completa y amena, el guía también lo vive y disfruta, lo cual es genial, ya que las explicaciones son buenas e intensas, somos un grupo de 12 personas y se hace en furgoneta.
Se visitan los tres grandes barrios de Nueva York.
El Bronx, con sus famosos “grafitis” y el Yankee Stadium que evidentemente solo vemos por fuera. También pasamos por la comisaría Apache.


Queens, con sus barrios residenciales y exclusivos, donde se pueden ver auténticos coches de lujo. El barrio latino, con sus tiendas y restaurantes de comida exclusivamente latina. La pequeña India, en la que puedes ver a varias personas con su ropa típica, tiendas de alimentación y ropa exclusivamente India.


Brooklyn, (Williamsburg) donde se encuentra la comunidad más grande de Judios Ortodoxos de NY. Es una de las más estrictas dentro de la comunidad Judía.


La excursión finaliza al lado del puente de Brooklyn, así que ya aprovechamos a comer debajo del mismo en la cadena de hamburguesas Shake Shack, donde se come una deliciosa hamburguesa a buen precio.
Es el momento de recorrer el precioso puente de Brooklyn, sacar unas fotos y disfrutar del ambiente que hay en todas las esquinas.


De ahí nos dirigimos a ver el observatorio One World Trade Center, que es la torre que se ha construido donde cayeron las torres gemelas…después de subir hasta el piso 104…las vistas y el espectáculo está asegurado.
Una vez salimos de ahí, vamos a Century 21 para hacer alguna compra de ropa, la verdad es que es un enorme centro lleno de muy buenas oportunidades, como se suele decir…bueno, bonito y barato.
Es el momento de acercarnos a casa a dejar las bolsas y volver a salir, es la última noche que está Monika aquí y vamos a cenar con ella.
Hemos quedado que hoy cenaremos por la zona donde tenemos el apartamento, después de dar varias vueltas nos decidimos por uno que era tipo “irlandés”, la verdad es que la cena rica, pero nos la fastidiaron cuando a las 22.15h, nos dijeron que el servicio de mesas terminaba a las 22.30h, y a la camarera le entraron muchísimas prisas en que le pagásemos sin haber terminado de cenar y nos levantásemos enseguida de la mesa.
Salimos y nos vamos a un pub que había enfrente a tomar una cerveza, pero a esas horas el cansancio ya se nota y mucho, así que es el momento de irnos a casa a descansar.

15 de octubre 

Hoy nos permitimos el lujo de dormir un rato más, suena el despertador a las 8:00h, después de desayunar es el momento de dirigirnos a Harlem a ver una misa Gospel, después de mirar varias opciones, nos decidimos por ir a Bethel Gospel Assembly, es una de las más típicas y concurridas, pero aún así nos arriesgamos y vamos esperando no encontrar mucha cola, llegamos sobre las 10:15 esperando encontrar mucha cola, y lo cierto es que para nuestra sorpresa hay poca y para las 10:30 estamos dentro aunque la misa empieza a las 11:30.


Yo la experiencia la calificaría como enriquecedora, te sientes muy acogido desde el primer momento, son muy cariñosos y agradecidos.
No esperamos a que termine la misa, ya que hemos quedado con un primo que vive aquí, bueno como a una hora de NY, y así le vemos a él y a su familia.
Quedamos cerca de Central Park, tomamos un café y pasamos un muy buen rato con ellos, luego cogemos el teleférico para ir a Roosenvelt Island, ya que ellos han aparcado allí el coche, y con la excusa de acompañarles disfrutamos de unas preciosas vistas de NY. 
Después de despedirnos de ellos, nosotros nos quedamos a comer por la zona, hoy toca Japones, pedimos un par de platos variados, comemos muy bien y a buen precio.
Es hora de volver, volvemos a coger el teleférico y luego el metro, queremos ir a Times Square para intentar ver un musical, todos los días a partir de las 15:00 de la tarde ponen entradas de varias obras con un descuento de entre el y 40 y el 60 por ciento, y lo cierto es que tenemos suerte y compramos entradas para ver el musical de Charlie y la fábrica de chocolate, y solo puedo decir que es ESPECTACULAR!!!, la obra es preciosa, los actores imposible de describir con palabra, vamos, un acierto sin ninguna duda.


Una vez que salimos es hora de cenar, entramos en un restaurante, pedimos un sándwich sin grandes complicaciones y es hora de retirarse, que mañana continuamos.

16 de octubre 

Hoy vuelve a sonar temprano el despertado.
Nuestro primer destino de hoy es la Estatua de la Libertad, está lloviendo levemente y hace bastante frío, llegamos a Batery Park  sobre las 9:30h, canjeamos los tickets y cogemos el Ferry. Para embarcar hay que pasar un control como en los aeropuertos.
El trayecto es de unos 20 minutos, en el cual se ve la estatua de diferentes perspectivas. Luego desembarcas y puedes pasear alrededor de ella y ver la majestuosidad de la misma, con la entrada dan una audio guía.


A la vuelta se puede bajar en la otra isla, la Ellis Island, pero nosotros optamos por no hacerl, el tiempo está bastante desagradable.
Una vez volvemos a NY, es hora de seguir pateando la ciudad. Así que cogemos la Calle Broadway y nos la pateamos entera, parando en diferentes tiendas y haciendo compra
La idea principal es ir a comer al Chelsea Market, para aprovechar y recorrer el High Line, es un parque urbano elevado construido sobre una antigua línea de ferrocarril de Nueva York. High Line Elevated Park, tiene más de 2km, y va desde Gansevoort hasta la calle 34. El recorrido está repleto de bancos para sentarse o tumbarse.
High Line Elevated Park tiene más de 2 kilómetros de longitud y recorre desde Gansevoort Street hasta la calle 34 de la parte oeste de Nueva York. El parque esta dividido en tres secciones y se puede acceder a él por diversos puntos de acceso a lo largo de su recorrido sobre la ciudad.


Finalmente como no tenemos sitio para sentarnos a comer dentro del Chelsea Market, nos salimos fuera y entramos en un elegante restaurante llamado Steak House, pedimos una deliciosa carne a la plancha, la cual sacan acompañada de puré de patatas, todo con una presentación fantástica.


Después de comer, seguimos dejándonos llevar por los cientos de comercios que tenemos a los lados de la calle.
Llevamos todo el día andando, así que ha llegado el momento de retirarnos. 
Hoy cenamos en casa, principalmente porque mañana madrugamos mucho y también porque tenemos ganas de comer un poco más limpio, tenemos una tienda enfrente del apartamento, así que compramos los ingredientes necesarios para hacer una ensalada. 

17 de octubre 

Hoy suena el despertador a las 4:30h, nos vamos a Boston, también con City Travel NYC.
Hora: 6.00h. Lugar de encuentro: Roger Smith Hotel.
Esta ciudad es reconocida por sus prestigiosas e importantes universidades, con un espectacular panorama arquitectónico. 
Llegamos al punto de encuentro, y nos pasa a buscar una furgoneta, somos un grupo pequeño, así que el viaje se hace ahí.
Después de 3 horas de viaje, llegamos a Boston, nuestra primera parada es en Copley Square, una plaza donde diariamente se monta un pequeño mercado con productos orgánicos y artesanales.
También hay una representación de la fábula de la tortuga y la liebre, también está la meta de la famosa maratón de Boston…ahí mismo se encuentra la biblioteca pública, el Hotel Marriot, lujoso y elegante.


Desde ahí vamos a la Universidad de medicina, donde se llevan a cabo muchísimas investigaciones.
Ahora nos dirigimos al Lago, un precioso parque con un pequeño puente muy parecido al de Brooklyn. El lugar ideal donde poder pasear, hacer deporte y disfrutar del aire libre.


Mientras nos dirigimos al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), pasamos por una preciosa chocolatería con forma de casita de chocolate y por el bar donde se filmó la famosa serie Cheers.
Siguiente destino la famosísima y prestigiosa Universidad de Harvard…es enorme, con un montón de edificios y zonas verdes. 


Se le llama la Universidad de las tres mentiras:
La estatua de John Harvard en el centro del campus contiene las tres
1. El no es el fundador de esta institución
2. Harvard no se fundó en 1638 como pone en la misma, sino en 1636
3. El de la estatua no es Harvard, sino un estudiante que hizo de modelo 


Es hora de volver a NY, tenemos otras 3 horas de vuelta…
Llegamos a Times Square, y nos fuimos dando un paseo hasta casa, parando por el camino para comprar alguna cosa y cenar en casa.

18 de octubre 

Nos levantamos a las 8:00h, desayunamos tranquilamente y nos dirigimos a Central Park, conocido como el pulmón de NY, pero antes cogemos con la explorer pass unas bicicletas de alquiler, lo cierto es que es un parque inmenso y precioso, es una maravilla recorrerlo en bici.


Hacemos diferentes paradas para ver entre otras cosas el famoso mosaico de “Imagine” colocado en memoria a John Lennon, o una preciosa escultura de Alícia en El País de las Maravillas. También paramos en varios de los lagos que hay repartidos por el parque.


A las 12:30h salimos del parque, ya que Andoni tiene cita para hacerse un tatuaje, y nosotras nos vamos a recorrer la famosísima “5th Avenue”, así que dejamos las bicis y nos vamos cada uno para su lado, por cierto decir que las bicis muy cómodas!!!


Llegamos a la Quinta Avenida y entre otros sitios, visita obligada Tiffany, nosotras entramos solo para deleitar las pupilas, no pone precios, y evidentemente tampoco preguntamos, pero supongo que hay que llevar la visa con buen fondo.
Entramos también en Trump Tower, la cual está fuertemente custodiada y tienes que pasar el bolso por escáner para poder entrar, hay un restaurante y un Starbucks públicos.


Seguimos paseando por la afamada y larga avenida, llena de tiendas de verdadero lujo y de diferentes diseñadores conocidos mundialmente. Aunque también hay tiendas para todos los gustos y bolsillos.
Alrededor de las 17.00h nos reencontramos con Andoni de nuevo, que viene encantado y feliz con su tatuaje…


seguimos haciendo algunas compras más y nos vamos para casa, hoy también cenamos en casa, ya que mañana tenemos que levantarnos muy temprano.

19 de octubre

Suena el despertador a las 4:30h. Hoy nos vamos a Philadelphia, pasando antes por Lancaster. En esta ocasión la tenemos contratada con Interviajes NY, simplemente porque el precio era muy competitivo.
Hora: 6.00h. Lugar de encuentro: Hotel Pennsylvania.
En esta ocasión somos un grupo de 27 personas, así que vamos en un enorme, curioso y cómodo autobús.
Nuestro primer destino es Lancaster, en el estado de Pensilvania, donde están afincados una de las más importante comunidad de Amish, son conocidos principalmente por su estilo de vida sencilla, vestimenta modesta, tradicionales y su resistencia a adoptar comodidades.


Son una comunidad muy unida, son descendientes de inmigrantes germanos, hablan alemán antiguo e inglés.
Nos dan un paseo en uno de sus buggys (carruaje de caballos), nos ofrecen para comprar limonada casera y galletas también hechas  en la comunidad. 


Luego visitamos una tradicional Village Amish, por así decirlo es como un pueblo museo, es muy bonito, y la verdad es que la forma de vida y la cultura que tienen nos parece increíble o por lo menos curiosa, lo cierto es que una experiencia “muy enriquecedora culturalmente”.
Es el momento de dirigirnos a Philadelphia, llegamos y lo primero que nos encontramos y recorremos con el autobús es el Benjamín Franklin Parkway o calle de la banderas, es una gran avenida llena de banderas de diferentes países.
Hacemos una parada en el Museo de Arte de Philadelphia, donde están las famosas escaleras donde se rodó la película de Rocky, las cuales se han convertido en un reclamo, donde además de una placa en el suelo con “sus huellas”,hay también una estatuilla.


Es el momento de ir a ver la Calle de los Carpinteros, la más antigua de los Estados Unidos, una pequeña calle preciosa llena de encanto. Data de 1703. Las casas están habitadas, pero no está permitido que hagan ninguna reforma en la fachada.


Es el momento de ir a ver La Campana de la Libertad, todo un icono en Estados Unidos, es uno de los grandes símbolos de independencia, abolición de la esclavitud, y ha sido usada como icono internacional de Libertad.


De aquí nos dirigimos al Independence Hall, que es donde se firmó la Declaración de Independencia y Constitución.
Es el momento de ir a la casa de Betsy Ross, la mujer que diseñó la primera bandera de los Estados Unidos.
Es hora de regresar a NY, tardamos 1,15h. aproximadamente.
Nos bajamos en la 6th Avenue, así que nos vamos hacia la 5th Avenue a dar un paseo, de camino paramos en Rockefeller Center, que ya tiene la famosa pista de hielo montada, nos quedamos un rato viendo las acrobacias de más de uno/a sobre los patines, la verdad es que una preciosidad.


Nos dirigimos hacia Times Square, donde entramos a cenar en un mejicano.
Es hora de irse a casa.

20 de octubre 

Hoy es el último día entero que estamos en NY…así que vamos a intentar aprovecharlo, vamos a coger el bus turístico con la última atracción que nos queda con la explorer pass.
Lo primero que hacemos es dirigirnos a la zona de Wall Street que hemos quedado con nuestro primo para tomar un café y así despedirnos de él. 
Nos dirigimos a coger los tickets para el autobús turístico, después de varias vueltas conseguimos qué alguien nos aclare que se cogen en la cuarta planta del centro comercial Century 21. Una vez hecho el trámite nos dirigimos a Park Row, que es donde nos montaremos en el autobús.
La primera que hacemos es la línea roja, pasamos por Wall Street, Battery Park, ChinaTown, Little Italy, etc…lo cierto es que te permite ver cosas que de otra manera no ves, y ademas como hay audio guía te enteras de detalles que siempre vienen bien…pero con el caos y el tráfico que hay en NY se hace muy largo y hasta un poco pesado. 
Como ya son las 15.00h, decidimos bajarnos en Times Square para comer algo y luego coger la línea azul. 


Comemos en un restaurante llamado Juniors, pedimos una rica hamburguesa, acompañada de una cerveza.
Es el momento de ir a coger el autobús otra vez, la idea es hacer la línea azul, que recorre la zona de Central Park y afueras…podemos ver desde el Guggenheim, Moma, etc…pero después de un buen rato se nos hace muy pesado y largo…decidimos bajarnos y vamos a ver una de las tiendas que Apple tiene, es inmensa y esa está abierta 24h. Una locura!! 
De ahí nos dirigimos a comprar una maleta, mañana nos volvemos y hay que meter todas las compras que hemos hecho…hemos quedado a las 21.00h para cenar con unos amigos de aquí que llegaron ayer, y por lo menos vernos un rato. Al final se nos hecha el tiempo encima y nos liamos con el metro, (la verdad es que nos ha resultado muy complicado entender el metro, de hecho no hemos conseguido aclararnos del todo), así que retrasamos la cena a las 21:30h…llegamos a casa, dejamos las cosas, pedimos un Uber y llegamos a Times Square que es donde hemos quedado con ellos.
Decidimos volver a ir al Ellen’s Stardust, donde cenamos el primer día, nos parece un sitio muy original y una buena manera de “despedirnos” de esta Gran Manzana!!!


Para cuando salimos del restaurante son las 12:30h, así que entre unas cosas y otras…para cuando llegamos a casa es la 1:30h, y nos toca preparar maletas…queremos dejar todo lo más preparado posible para ver si nos hace falta alguna maleta mas y así también aprovechar las pocas horas que tenemos al día siguiente para hacer alguna compra más de última hora y poder dejar el apartamento a las 12.00h, que es el compromiso que tenemos.
Finalmente para cuando nos acostamos son las 2:30h y efectivamente necesitamos otra maleta más…es hora de descansar…que mañana-pasado (por el cambio horario) va a ser muy largo…





  












Escapadita a Londres

lunes, 23 de octubre de 2017

5 de marzo de 2017.

Embarcamos sobre la hora prevista, sin contratiempos en el aeropuerto de Biarritz a las 18.00h.

El vuelo hasta el aeropuerto de Stansted dura dos horas así que llegamos a Londres a las 19.00h, (hora local), allí es una hora menos, así que esa hora que ganamos.


Llegamos al aeropuerto y después de pasar los controles pertinentes, validamos los billetes de autobús y nos dirigimos a la parada.

Después de más de una hora de viaje llegamos a la estación Victoria, que es donde nos tenemos que bajar ya que el hotel se encuentra cerca. Nos alojamos en el hotel Corbigoe. 

Nos cuesta encontrar bastante el hotel después de varias vueltas y le ayuda algún voluntario llegamos.

Es ya muy de noche cuando entramos en el hotel, así que hacemos el checking, dejamos las maletas y salimos por la zona a ver si podemos cenar algo.

Al ser domingo por la noche, nos encontramos muchos sitios cerrados.

Después de varios intentos en los que nos dicen que está cerrada la cocina, entramos en una cervecería por lo menos para tomar una pinta. La chica de la barra es catalana, así que al final nos ofrece la posibilidad de sacarnos por lo menos una tabla de quesos para acompañar la cerveza y así engañar un poco el estómago.

Es hora de ir al hotel a descansar, que no se esperan dos días muy largos e intensos por delante.

6 de marzo de 2017.

Suena el despertador muy temprano, y comienza nuestra esperada y a la vez "inesperada" escapada a Londres.
Buscamos un sitio por la zona para desayunar, finalmente nos decidimos por uno en el cual desayunamos bastante mal y caro...pero es lo que tiene Londres.

Cogemos el metro, la parada que tenemos más cerca es pimlico, y nuestro primer destino es St. Paul Cathedral. Es muy bonita, pero no pudimos acceder hasta arriba del todo, debido a unas obras de mantenimiento que estaban haciendo, pero aún y todo mereció la pena. (con la entrada dan una audioguía).


Después de la visita, caminamos por Cannon Street, la idea principal es ir a ver el Templo de Mithras, pero por más que lo buscamos no somos capaces de encontrarlo.

Así que seguimos hasta llegar a The Monument, el monumento al gran incendio de Londres, que es todo un símbolo en la ciudad.

Desde aquí nos dirigimos a uno de los mercados más bonitos de la ciudad: el Leadenhall Market (conocido por haber aparecido en Harry Potter).


Después de tomar un café y un pequeño pastelito, a llegado el momento de ir a la Torre de Londres.
La visita nos lleva cerca de dos horas, y la verdad es que merece la pena, es donde se guardan varias de las joyas de la corona.

Por los jardines y patios es fácil encontrar pequeños cambios de guardia, y a los famosos Beefeater, los cuales muy amablemente acceden a sacarse una foto contigo.


Una vez hecha la visita, es el momento de decidir qué hacer… Todavía es pronto, así que al final nos animamos y nos acercamos a Canden Town.

La verdad es que ha sido muy buena idea… Nada más sales del metro, te encuentras con una calle llena de edificios pintados y decorados de manera muy original, además de cientos de tiendas...


Hay una zona llena de puestos de comida, muchísima variedad para elegir entre diferentes cocinas del mundo. También se puede coger un poco de aquí, otro poco de allí. Nosotras cogemos comida china y aprovecharnos para sentarnos un rato, ya que son las 17:00h y llevamos todo el día pateando.

Después de ver un poco más la zona, es hora de volver al centro pero no sin antes sacarme una foto con Amy Winehouse.


Llegamos a la zona del hotel, y como hemos comido tan tarde y ya está de noche, decidimos comprar unas tostadas con un poco de jamón y queso.

Nos tomamos una cerveza por la zona, y es el momento de retirarnos… Llevamos todo el día pateando y el cansancio se empieza notar.

Mañana tenemos otro intensísimo día por delante.

7 de marzo de 2017.

Hoy volvemos a madrugar… Una vez desayunadas, nos ponemos en marcha.

Cogemos el metro, esta vez nuestro destino es la parada de Westmister. Lo primero que nos encontramos nada más salir de la estación, es el palacio de Westmister y el Big-Ben.


La plaza que rodea el Palacio y la Abadía es realmente bonita, tiene un encanto especial.

Después de pasear por la zona, la idea principal es ir a ver el famoso cambio de guardia en el palacio de Buckingham.

Así que nos dirigimos hacia allí, dando un paseo por parte de Hyde Park.

Queremos estar allí sobre las 11:00h, ya que el cambio de guardia es a las 11:30h, pero una vez allí y después de esperar unos 10 minutos, apareció por allí un representante del Buckingham Palace, perfectamente identificado, para avisar que el cambio de guardia había sido anulado.

Así que después del "chasco" inicial, nos vamos hacia Trafalgar Square… De camino nos encontramos con lo que creemos que era un ensayo oficial de la banda de música.

Nos dirigimos a la National Gallery, y seguimos la tradición de por lo menos buscar un Van Gogh. La entrada es gratuita, y donde está situado el museo, es una preciosa plaza llena de gente, animación y vida.


En la misma Trafalgar Square, está la bonita iglesia St. Martín in The Fields, en la cual hay un precioso y sobre todo curioso café en su cripta. Se puede acceder hasta ella en ascensor, merece la pena solo para verlo.

Desde ahí nos vamos hasta Leicester Square, donde nos encontramos con una preciosa y agitada plaza donde entre otros está Chaplin.


Continuamos por el trazado de Regent Square, nos desviamos un poco para conocer Carnaby Street en el Soho, una calle llena de tiendecitas.

Luego volvemos a Regent Street, hasta el famoso cruce de Oxford Circus, dónde está el tramo más conocido de tiendas.

Ahora es el momento dirigirnos hacia el barrio chino. Lo cierto es que una vez te adentras en el, no te deja indiferente, la puerta de acceso, todos los farolillos que adornan sus calles, sus cientos de restaurantes con un montón de patos en sus mostradores y escaparates...increíble!! 


Como es la hora de comer, decidimos entrar en un típico y viejo restaurante chino… Tenemos claro que nos apetece comer pato, así que un poco a la aventura pedimos un par de platos, uno de tallarines chinos y otro de pato y lo cierto es que acertamos.

Es el momento de ir a la Noria, al London Eye, tenemos entradas, las hemos comprado antes del viaje por Internet, así que solo tenemos que ir a canjearlas.

Primero no sacamos las famosas fotos con el puente detrás.


No subimos a la Noria y disfrutamos durante más o menos media hora de las preciosas vistas que nos ofrece.


Es el momento de ir a uno de los rincones secretos de Londres, un oasis de color, el callejón de Neal's Yard, es una plazoleta anidada entre los edificios del área de Seven Dials, en Covent Garden.

La verdad es que es preciosa, es un rinconcito con varias terrazas y lleno de encanto.

La pena es que en ese momento nos comunican que nos han cancelado el vuelo del día siguiente, y nos fastidian un poco el final del viaje.

Nos acercamos a Covent Garden, para intentar solucionar el tema, pero no conseguimos buena conexión, lo cual nos obliga a ir al hotel y poder buscar otras soluciones.

Después de toda la odisea y el mal rato pasado conseguimos un vuelo hasta Barcelona, y luego autobús hasta casa… Lo que en principio iba hacer una vuelta de dos horas, se convierte en un viaje todo el día…pero a pesar de este final, volveríamos a repetir todo el viaje.


Bye, bye London.


BERLÍN - ALSACIA FRANCESA - SELVA NEGRA

viernes, 28 de octubre de 2016

18 de octubre

BERLÍN 

Suena muy temprano el despertador, a las 4:30 empiezan las vacaciones de este año.

A las 5.00 salimos de casa y nos dirigimos hasta el aeropuerto de Loiu (Bilbao), tenemos alrededor de una hora de trayecto, el vuelo es a las 6:50, hay que facturar y tenemos que estar mínimo media hora antes. 

Al final llegamos bastante justos, ya que entre que llevamos el coche al parking larga duración, y nos trasladamos andando a la terminal, llegamos casi corriendo, pero bueno, dejamos las maletas y a volar...

Salimos sobre la hora prevista 6:50 y llegamos también puntuales al aeropuerto de Frankfurt, pero tenemos 45 minutos para coger el otro enlace, y entre salir del avión, coger el autobús que nos acerca a la terminal y demás, nos toca casi correr nuevamente...

Bueno, después de tanta carrera llegamos a Berlín antes de lo previsto, 10:45 estamos en el aeropuerto, nos viene a buscar un coche y nos traslada al hotel.

Nos hospedamos en el Hotel Parkinn, en Alexanderplace, pero como llegamos tan temprano no nos dejan todavía entrar en la habitación, eso sí, por el "módico precio" (cobran por todo) de 2€ cada maleta, te la guardan. Así que dejamos las maletas y a patear.

En primer lugar nos dirigimos a la Catedral de Berlín, 7€ la entrada, se puede acceder a la cúpula y a la cripta, a mí me gusto, yo creo que si merece la pena.


Luego nuestro siguiente objetivo es el famoso muro de Berlín, nos cuesta bastante encontrarlo, pero al final cogiendo el metro y haciendo un par de transbordos llegamos.

Tiene alrededor de 1,5 km y muchas de las pinturas que hay plasmadas por él, son realmente bonitas, se ve que ahora en cierto modo lo están protegiendo y han puesto vallas, ya que muchas de las obras que había, han sido pintadas y grafiteadas por encima sin ningún respeto.



Nos recorremos todo el muro y nos vamos poco a poco acercando al hotel, que todavía no hemos cogido la habitación.

Llegamos al hotel sobre las 17.00 y nos asignan una preciosa habitación en la planta 34. El hotel es enorme, pedimos la clave de wifi y nos dice que no es libre (ya lo sabia), pero lo que no me imaginaba es que nos iban a cobrar 9€ al día, pero no cuenta el día desde que lo empiezas a usar, sino que son días naturales como tal...vamos inaceptable y abusivo.


Después de instalarnos y descansar un rato, salimos y muy cerca del hotel nos comemos una salchicha típica de Berlín (currywurst), junto con una cerveza también típica,todo en un “chiringuito” portátil . Es una salchicha acompañada de una salsa tipo barbacoa con curry, está rica y es muy económica.


Luego decidimos acercarnos a Postdamer Platz, para tener controladas distancias y punto de encuentro para la excursión que queremos hacer al día siguiente.

Una vez controlada la zona volvemos a Alexanderplatz para cenar. Decidimos cenar en uno de los tantos restaurantes que hay en la zona, pedimos un plato típico berlinés, está compuesto por ensalada de patata (fría), salchicha currywurst, dos albóndigas, dos salchichas y patatas fritas. Es un plato para compartir entre los dos.

Después de cenar es hora de ir al hotel, el día ha sido muy largooooo

Hasta mañana!!

19 de octubre 

CAMPO DE CONCENTRACIÓN SACHSENHAUSEN

Nos levantamos a las 7 de la mañana, y salimos a desayunar, está lloviendo pero la temperatura es buena, a pesar de ser tan temprano, hay ya mucho movimiento en la ciudad, se ve que es una ciudad que se despierta muy temprano.

Luego volvemos al hotel, nos preparamos y nos dirigimos a Postdamer Platz, hoy vamos a realizar la excursión guiada a el campo de concentración de sachsenhausen. La excursión empieza a las 10.00. Lo hacemos con https://www.viveberlintours.de/es, la ofrecen de manera gratuita, al final de la excursión se da la voluntad, lo que cada uno pueda o crea oportuno. Hay que estar media hora antes (9.30h) en el punto de encuentro que es en la entrada del Café Balzac que se encuentra en Potsdamer Platz n°10. Allí se encuentran identificados con el logo de Vive Berlin.

Necesitamos un billete de transporte ABC de día. Recomiendan llevar algo para picar, ya que la visita con traslados incluidos dura 6 horas, aunque también hay que decir que dentro del memorial se está alrededor de 3 horas como mucho, el resto del tiempo se va entre el traslado y las explicaciones.


Es una excursión que la recomiendo sin ninguna duda, a pesar de lo dura, escalofriante y espeluznante que es la historia, creo igual que ellos creen, que la historia no hay que olvidarla.

Volvemos sobre la hora prevista, el guía nos explica cómo llegar hasta el hotel de manera más directa, así que pasamos por el hotel, nos damos una ducha y vuelta a la calle.

Hay que tener en cuenta que anochece bastante pronto y también se cena pronto.

Hoy nos vamos a la zona del Barrio de Nikolai, lo tenemos prácticamente al lado del hotel, he leído en varios foros que es una bonita zona llena de callejuelas y restaurantes típicos. No nos defrauda la zona, además de bonita hay bastante oferta. 

Cenamos un par de platos típicos, codillo y cerdo asado, acompañado de verduras. Todo muy rico.

Salimos del restaurante y antes de irnos para la habitación paramos a tomar una cerveza en un bonito bar tipo “Chil out”, y ahora sí que ha llegado ya el momento de ir a descansar, que mañana es el último día en Berlín y tenemos día intenso.

20 de octubre 

BERLÍN  - REFUGIO SUBTERRÁNEO

Hoy nos levantamos sobre las 8 de la mañana, y al igual que ayer salimos a desayunar...en los alrededores del hotel tenemos muchísima oferta, así que no le damos muchas vueltas. No acertamos mucho con el sitio, ya que pedimos un par de bocadillos (es lo que ofertan casi todos), y nos los sirven fríos.

Una vez que hemos desayunado, volvemos al hotel, nos preparamos y nos ponemos en marcha, nuestro primer destino es Gendarmenmarkt, una bonita y curiosa plaza con dos iglesias gemelas, separadas por un teatro. Según he leído en Navidad se pone un gran y bonito mercado de productos artesanos (habrá que hacer escapada en otra ocasión).

Desde allí nos vamos a ver la Beberplatz, memorial a los libros quemados, se trata de una ventana en el suelo, en la que se ve unas estanterías blancas y vacías, están diseñadas con el sitio que ocuparían los 20.000 libros que se quemaron.


Seguimos nuestro recorrido y nos dirigimos a  la famosa Brademburgo Tor (Puerta de Brademburgo), lo cierto es que impresiona, es muy bonita y tiene un significado muy especial para los Berlineses.


Dejamos la puerta atrás y nos dirigimos al Monumento del Holocausto, desde fuera, según llegas no dice mucho, pero cuando te adentras entre las columnas, te transmite todo lo que su autor se propuso...soledad, confusión, perdida, etc...es impresionante.


Aunque parezca increíble el búnker de hitler se encuentra a apenas unos metros, pero no se conserva nada de él, hoy en día lo único que hay es un parking de coche, que según se comenta es el parking más fotografiado de Berlin.

Nos vamos a Checkpoint Charlie (cruce fronterizo), fue el paso más conocido entre Este y Oeste. En octubre de 1961 se emplazaron aquí frente a frente los tanques americanos y soviéticos, cuando los Estados Unidos defendieron los derechos fundamentales del status berlinés. En esta zona mucha gente perdió la vida intentando pasar al otro lado de manera clandestina. 


Ya son las 12:30 y como queremos hacer un tour que empieza a las 14:30 por un búnker - refugio, decidimos coger el metro para acercarnos a la zona y coger las entradas, después de confundirnos de parada y dar un par de vueltas de más por el metro, llegamos a nuestro destino, que es:
Berliner Unterwelten e.V.
Brunnenstraße 105
13355 Berlin

Ya no tenemos mucho tiempo, así que picamos algo y nos vamos al punto de encuentro.

Decidimos hacer el Tour 1 – Mundos en tinieblas (explicación del tour)

El lado desconocido de la guerra desde la perspectiva civil

Cientos de personas transitan diariamente frente a una puerta verde al interior de la estación de metro Gesundbrunnen sin siquiera imaginar que, tras ésta, se ocultan extensas habitaciones llenas de historia. En el actual Museo «Unterwelten», aún se pueden sentir las huellas del pasado… Qué tan incómodo y desesperante debió ser para los antiguos ocupantes estar confinados a estrechos espacios, con el traqueteo constante del sistema de ventilación y el aterrador bramido de las bombas sobre sus cabezas. Temas en destaque durante éste recorrido son: los bombardeos y la protección civil, las instalaciones tipo «bunker» y selectos hallazgos de sitio dentro del área de Berlin, además de diversas evidencias originales del período de la Segunda Guerra Mundial. Igualmente, se pone a consideración la delicada temática de las «Construcciones de Guerra y Protección del Patrimonio Histórico». Del mismo modo, nuestros visitantes llegan a conocer las diversas actividades realizadas por la asociación Berliner Unterwelten e.V. con relación a lo que se ha encontrado y aún se encuentra por debajo de la superficie de la ciudad, tales como: el Correo Neumático de Berlín, las construcciones de carácter gótico de las destilerías locales para la elaboración de la cerveza o la complejidad de los sistemas de suministro de la urbe; todos ellos, testigos de un joven pasado subterráneo.

La visita dura 90 minutos y en realidad es un refugio construido para que la gente civil tenga donde ocultarse durante el tiempo que duran los bombardeos, que puede ser desde media hora, hasta incluso 4 horas. Pero no hacen ningún tipo de vida allí, ni dormir, ni comer, etc...solo esperar que pase el ataque.

La entrada cuesta 11€ y no está permitido ni sacar ninguna imagen. Yo creo que si merece la pena el tour.

Salimos del tour y cogemos el metro para acercarnos a el centro comercial Kadewe, el un edificio de 7 alturas en las que tienes muchas tiendas de lujo, la 6ª planta es totalmente de gastronomía y delicatessen, tienen muchísimos puestos en los que puedes picar y beber algo preparado en el momento...es bastante caro, pero está bien darse una vuelta.

Llevamos todo el día andando, así que es el momento de acercarnos al hotel para darnos una ducha, cambiarnos y salir a cenar.

Volvemos a El Barrio Nikolai a cenar, aparte de bonito hay mucha demanda. Cenamos en uno de los restaurantes más demandados y que mejor críticas recibe en tripavisor. Es un bonito y enorme restaurante lleno de pequeñas estancias. También tiene una gran terraza al lado del río, que supongo que en verano será muy demandada. Cenamos muy bien y a un precio razonable.

Es hora de retirarnos a descansar...

21 de octubre

POSTDAM – LEIPZIG - BAMBERG

Nos despertamos temprano, salimos a desayunar, repetimos en el mismo sitio que el primer día, pan redondo (tipo donuts) de cereales, con lechuga, tomate, jamón y queso con café con leche. Calientan el pan, así que el desayuno es muy rico y completo.

Vamos al hotel, terminamos de hacer la maleta y es hora de ir a por el coche de alquiler que tenemos reservado en europcar, tenemos una oficina justo a la vuelta del hotel, pero cuál es nuestra sorpresa que cuando llegamos nos dicen que tenemos que recoger el coche en la oficina que tienen en una estación central, así que cogemos un taxi y allí que nos vamos, por fin encontramos la oficina y cogemos el coche, pero este contratiempo nos ha hecho perder más de 1.30h de lo qué teníamos previsto, nos asignan un pequeño y gracioso smart en el que una maleta nos entra en el maletero y la otra la tenemos que poner en los asientos de atrás, pero como de lo que se trata es de que nos traslade, pues es más que aceptable.

Nuestro primer destino es Postdam, un bonito pueblo a 35 km de Berlín. Lo que más destaca son varios Palacios que tiene, son bastante grandes, nosotros no los visitamos, vemos un poco los alrededores, en su día hicimos un viaje a los Castillos del Loira y vimos muchos de ellos, así que este viaje no lo tenemos destinado a ese tipo de visitas.


Nos damos un paseo por el centro del pueblo, hay una zona conocida como El Barrio holandés, que es realmente bonita, con muchas tiendas, cafés, etc...

Cogemos el coche y  ponemos rumbo a nuestro siguiente destino, en este caso a Leipzig.

Este sí que es un pueblo que nos sorprende bastante, metemos el coche en el parking, y según salimos nos damos de bruces con una preciosa plaza. Los edificios que la rodean son muy bonitos. Nos adentramos un poco a callejear y lo cierto es que tiene un encanto especial. Es una pena que no tengamos más tiempo para perdernos un poco más por sus calles, pero tenemos que coger el coche y poner rumbo a nuestro siguiente destino, ya que la noche enseguida se echa encima y tenemos más de 200km por delante.

Nos dirigimos a la zona de Bamberg, que es donde pasaremos la noche. Nos alojamos a las afueras, en un hotel muy básico, el Hotel Drive Inn, es correcto sin más. Justo subimos, dejamos las maletas y salimos a cenar, ya que es bastante tarde y no sabemos si vamos a encontrar algún sitio, nos acercamos a Bamberg que está a 16km, y cenamos en un restaurante Tailandés, lo cierto es que hasta que no entramos dentro no nos damos cuenta que es ese tipo de cocina, pero bueno, cenamos muy bien.

Es hora de ir a descansar...que hoy también ha sido largo el día...

22 de octubre 

BAMBERG - COLMAR

Después de una noche horrorosa, sin apenas dormir, pequeña y mala cama, con frío toda la noche, suena el despertador, así que haciendo un gran esfuerzo me pongo en marcha.

Desayuno en el hotel, muy poca variedad, pero bueno ya nos vamos.

Lo primero dirigirnos a Bamberg a ver el pueblo, que es por lo cual hemos hecho noche aquí. Tenemos toda la mañana para perdernos por sus calles.

Dejamos el coche en un parking, ya que todo es zona azul y en varios sitios no se puede aparcar, y teniendo en cuenta que una de las maletas tenemos que llevarla en los asientos de atrás, nos da más seguridad.


Salimos y poco a poco nos damos cuenta que ha sido un gran acierto la parada...que bonito!! Recorremos sus diferentes calles y puentes. Entramos en la Catedral...un pueblo muy recomendable.

Sobre las 12:30 decidimos tomar un café y poner rumbo al siguiente destino, Colmar, en esta ocasión lo tenemos a más de 400 km, así que tenemos unas cuantas horas de coche por delante y queremos llegar siendo de día todavía.

Llegamos a Colmar sobre las 4:30, en esta ocasión tenemos habitación reservada en el Hotel Ibis Style, nos da un habitación muy confortable, con una buena cama, está muy bien situado, al lado del centro histórico.

Nos damos una ducha y salimos a dar una vuelta, tomar una cerveza e ir a cenar, nos cuesta bastante encontrar un sitio para cenar, ya que es un sitio muy turístico y además es sábado.


Finalmente cenamos en un restaurante al lado de el río, hacemos una cena un poco especial, nos decidimos por un menú compuesto de foie, salmón y de postre queso, todo regado con un buen vino  blanco de la zona.

Salimos de cenar y nos vamos a tomar una copa a un pub...aunque no acertamos con el vino y la cerveza que pedimos, el sitio está bien y la música es muy buena.

Es hora de retirarse...mañana más.

23 de octubre

ALSACIA FRANCESA – RIBEAUVILLÉ – RIQUEWIHR – KAYSERSBERG – TURCKHEIM - EGUISHEIM

Hoy sí que he dormido bien...he descansado muchísimo y he aprovechado para dormir un poco más. 

A las 9 hemos bajado a desayunar, y lo cierto es que el buffet está muy bien, con bastante variedad. Así da gusto empezar el día.

Hoy hemos decidido hacernos una ruta por varios pueblos de la Alsacia Francesa, son varios pueblos, de lo que se conoce como la ruta del vino.

Empezamos por Ribeauvillé, bonito pueblo lleno de encanto. Es pequeño, así que lo vemos enseguida.


De ahí nos trasladamos a Riquewihr, otro pueblo digno de visitar y disfrutar. Además en este nos encontramos con una preciosa tienda, toda de Navidad...y por dentro muy grande y decorada como un pueblo. No dejan sacar fotos, una pena, porque es preciosa!!


Siguiente de la lista es Kaysersberg, en este decidimos comer, elegimos un pequeño restaurante y pedimos cordon bleu, algo típico de la zona, acompañado de ensalada y patatas. 

Seguimos con la ruta y vamos a Turckheim, un pueblo muy pequeño, pero con sus bonitas calles y casas llenas de encanto.


Y por último llegamos a Eguisheim, quizás el pueblo más grande de los visitados hoy y para mí personalmente el más bonito de todos, cada esquina y rincón es una maravilla.


Para las 15:30 o así decidimos volver a Colmar y así aprovechamos para recorrer el pueblo con luz, y otro precioso pueblo!! Una de las zonas que tiene el pueblo se conoce como la pequeña Venecia (le petite Venise), con sus puentes, río y casas de colores...un placer para la vista!!!


Tomamos un par de cervezas y a cenar, aquí oscurece muy pronto y también se cena muy pronto.

Mañana más...

24 de octubre

SELVA NEGRA – SCHILTACH - CALW – BADEN-BADEN

Hoy nos levantamos a las 8:00, bajamos a desayunar y sobre las 9:30 nos ponemos en marcha.

Nuestro primer destino de hoy es Schiltach, un precioso y pequeño pueblo, puedes hacer un recorrido por el y terminar visitando el museo de balsas y curtiembres schüttesäge. Es sobre la vida de los balseros. Está bien y es gratuito.


De ahí nos trasladamos a Calw. El casco histórico es más pequeño que en el  pueblo anterior, pero tiene su encanto especial. Un paseo y seguimos.


Es el momento de dirigirnos al último destino de hoy, el gran y famoso Baden-Baden. Una ciudad balnearia, llena de tiendas de lujo, un gran casino y un montón de tipos trajeados de un lado para otro. Es increíble el nivel de vida que se palpa en cada rincón.


Es el momento de volver...seguimos alojados en Colmar...así que hoy nos ha tocado hacer bastantes km, pero han merecido la pena.

Llegamos al hotel, ducha y salimos a cenar.

25 de octubre 

SELVA NEGRA – GEGENBACH- GUTACH – TRIBERG

Nos levantamos más o menos como todos los días, desayunamos tranquilamente y salimos.

Nuestro primer destino de hoy es Gegenbach y a pesar de que había leído en varios sitios que era un pueblo de cuento, ni por un momento nos imaginábamos la preciosidad de pueblo que nos íbamos a encontrar...en los días que llevamos de viaje nos habíamos encontrado pueblos bonitos, pero de los que hemos visto sin duda este es el más bonito y espectacular, parece que de cualquier rincón o esquina te va a salir algún personaje animado...
 

Ahora entiendo que haya sido elegido para rodar varios exteriores de películas, como la de Charlie y la fábrica de chocolate.


Con tanta belleza retenida todavía en nuestras pupilas, nos vamos hacia Gutach, vamos a ver el museo al aire libre, es sobre cómo vivían antes en la zona.

Nos cuesta bastante encontrarlo, ya que vamos con GPS y cuando ponemos destino indicamos centro del pueblo, pero en esta ocasión está a las afueras, así que aunque la oficina de turismo está cerrada, cogemos un folleto publicitario y aunque está en alemán y no entendemos nada, conseguimos encontrar las coordenadas para llegar.

Son las siguientes: N48.270012 E8.201101

Hay un parking, coges ticket y cuando vas a comprar la entrada te lo piden y te lo validan con 2 horas gratis. La entrada son 10€ por persona.

El museo está compuesto por 20 casitas, están muy cuidados los detalles, en la entrada de todas las casas hay una explicación en varios idiomas, (también en castellano) de lo que se hacía en ellas, como estaban distribuidas y porque el tipo de construcción de cada una. 
A mitad del recorrido paramos a tomar un café con dos trozos de tarta típicas de la zona, (hay que probar la gastronomía de la zona,jijijiji)  la famosa Selva Negra y otra con cerezas. A pesar de que yo no soy mucho de tartas, hay que reconocer que están muy buenas, personalmente me gusta más la de cerezas.


Es hora de ir a nuestro siguiente destino: Triberg. Como son cerca de las 16.00 cuando llegamos y hay muchísima niebla no nos animamos a subir a ver las cascadas, pero una de las razones de nuestra visita es ver el reloj de cuco más grande del mundo. Evidentemente vamos a esperar a que sea la hora en punto para ver salir al cuco. Hay que tener en cuenta que en esta ocasión tampoco está en el centro del pueblo, sino que está a las afueras y sino pones la dirección es un poco difícil de encontrar. 

La dirección exacta es:
Uble Uhren-Park GmbH
Schonachbach 27
D-78098 Triberg

A las 17.00h estamos delante del reloj esperando, y tal y como esperábamos el cuco canta 5 veces, así que objetivo conseguido!!


Es hora de regresar a Colmar, hoy será nuestra última noche aquí.

26 de octubre

GLOTTERTAL – ST. PETER - LAGO TITISEE

Hoy hemos decidido que nos vamos a tomar el día con tranquilidad, cambiamos de alojamiento y nos vamos a Glottertal, en esta ocasión hemos decidido hacer nuestras dos ultimas noches en una casa rural.

Nuestra idea inicial es levantarnos tarde, desayunar e irnos. Pero finalmente nos levantamos antes de lo previsto, desayunamos, preparamos las maletas y para las 10:30 salimos del hotel, tenemos aproximadamente 1 hora de camino.

Cuando vamos hacia nuestro destino, paramos en Breisach, es el primer pueblo fronterizo cuando pasamos de Francia a Alemania, hemos visto desde la carretera un edificio con forma de palacio y nos acercamos a verlo. Resulta ser una gran iglesia.


Continuamos el viaje tranquilamente. Llegamos a la casa rural a las 12.00h, pero nos encontramos con la sorpresa de que hasta las 15.00h de la tarde no podemos entrar, es más, no podemos ni dejar las maletas, ya que la única persona que está, creemos que la señora de la limpieza, aparte de no hablar más que alemán, nos dice que no hay ningún responsable.

Así que vuelta al coche con las maletas...y nos dirigimos a St.Peter, era uno de los sitios que teníamos previsto visitar, hacemos un pequeño recorrido por la zona, y nos paramos a tomar un café, todavía son las 13:30h...así que miramos en internet que tenemos por la zona para visitar...y descubrimos el Lago Titisee, lo tenemos apenas a media hora, así que cogemos el coche y allí que nos vamos.


Es un sitio muy turístico, es un complejo enorme lleno de tiendas de souvenirs, restaurantes, centros de ocio, etc...

Pero la verdad es que el lago es precioso y bien se merece una visita.


En estas fechas el tiempo no acompaña, pero en verano tienen muchas opciones para pasar un buen día allí, desde alquiler de pedalos, excursiones en barco, etc...

Es hora de ir al hotel. En esta ocasión es el hotel Tobererhof, es una casa rural. Llegamos, nos asignan la habitación y la primera impresión es muy buena, es amplia, limpia, abuhardillada y con una hermosa terraza que da al monte, en el cual por la tarde hay caballos sueltos y todo por allí. Ósea un  remanso de paz y tranquilidad.


Nos tomamos la tarde tranquila, para descansar y disfrutar de esa tranquilidad hasta que vayamos a cenar.

En esta ocasión nos vamos al pueblo de al lado, pedimos un par de platos combinados y un par de cervezas.

Es hora de retirarse, tantos días trotando se empieza a notar...

27 de octubre 

FRIBURGO

Nos levantamos sobre las 8.30h y bajamos a desayunar...y grata sorpresa la que nos llevamos...menudo desayuno buffet!! El mejor y más completo que nos hemos encontrado por el momento...además de los pequeños detalles, la vajilla, los manteles, etc...una maravilla la verdad!!

Hoy es el último día, y lo tenemos reservado para visitar Friburgo, y la verdad es que tengo que decir que es una ciudad con muchísimos contrastes, la modernidad de los centros comerciales entremezclados con los señoriales y preciosos edificios es algo que no pasa desapercibido. 

Su imponente catedral se hace ver desde muchos de sus rincones. 


A la vez tiene esa cercanía que te da el mercadillo de pueblo que rodea toda la plaza de la catedral, llena de puestos de verduras, pescado, artesanía, y comida rápida. 

Una ciudad realmente preciosa, cómoda y para disfrutarla.


Después de comer algo rápido y hacer algunas compras, nos vamos para el pueblo donde nos alojamos, queremos dar una vuelta por el y pasar por el hotel antes de ir a cenar.

Hoy decidimos cenar en el pueblo. El día anterior hemos visto mucho movimiento de coches en el restaurante de un hotel, y nos acercamos. 


Hay muchas mesas ocupadas, pero un hueco ya tenemos. Las camareras van con el traje típico. Pedimos un par de platos combinados y lo cierto es que cenamos muy bien. 

Es hora de retirarse, mañana volvemos a casa y vamos a tener un día muy largo.

Voy a poner unas observaciones a tener en cuenta:

En Berlin: los billetes de metro no se pueden pagar con tarjeta de crédito, y algunas máquinas no cogen billetes, así que sería conveniente llevar monedas sueltas.

El billete solo se valida una vez, al entrar, ¡OJO!, no validarlo más, ya que sino se anula y ya no vale.

En muchos de los baños cobran un mínimo de 0,50ctm.

En las autopistas no hay límite de velocidad, pero en las zonas donde hay...cuidado!! Hay bastante radar. Se conduce con velocidad, pero sin agresividad.

Alemania es un país seguro, o esa es la sensación que yo he tenido en todo momento.